Raúl Pinilla

Tal como el fútbol, el cine también tiene su serie B. Para el caso colombiano, sería imperdonable hablar de cine «Serie B» sin profundizar en la obra de Jairo Pinilla, director de largometrajes, hoy de culto, como «27 horas con la muerte», «Área maldita» y «Funeral siniestro». Pues bien, sin tener aún muy claro de qué tipo es el vínculo entre el apellido Pinilla y el fascinante mundo de lo B, hay que decir que si hay un futbolista que sea símbolo de la primera B, al menos en Bogotá, este es Raúl Pinilla, calidoso volante de creación que surgiera de las divisiones inferiores de Millonarios a finales de los noventa que por esos misterios que abundan en el fútbol y en los que no es bueno ahondar, esta es la hora en que sólo ha podido desplegar su talento en la serie B de nuestro rentado.

Contemporáneo de otros que con mayor o menor suceso supieron beber de las mieles del profesionalismo serie A como Gustavo Quijano, Freddy «El pirry» Castañeda y César Rodríguez, a Pinilla le ha correspondido cursar una maestría en paradores rojos, canchas con altorelieve y baños de gato al terminar los partidos. Todo esto, pan de cada día en la primera B, categoría que lo acogió después de que vio como se le cerraban las puertas en el club donde se formó y que hoy es reconocido en todo el mundo por los centenares de jóvenes valores que han pasado por las narices de sus miopes cazadores de talentos.


Pinilla, en sus años de promesa azul

De su trayectoria en la antigua Copa Concasa debemos resaltar que su buen desempeño en ese efímero y floripondio proyecto llamado Unión Soacha, le sirvió para ser llamado como refuerzo de Seguros La Equidad, primero para el tradicional hexagonal del barrio Olaya y después para su debut en la categoría de ascenso comenzando el 2003. Con la Equidad, trise ironía, estuvo hasta el día en el que este equipo consiguió su ascenso a la primera división. Con algo de justo desasosiego a cuestas, aterrizó a comienzos de 2007 en Academia FC, en donde supo aportar su talento al de jóvenes promesas como Ricardo Laborde y llevar al «equipo mandarina» a la final del primer torneo, instancia en la que se hizo presente con un gol en Envigado en el partido de vuelta.

A esta altura de su carrera, es de verdad un misterio apenas comparable con el de la fórmula de la pócima que le permitió al protagonista de «27 horas con la muerte» resucitar después de un día y unas horas en el más allá, la razón por la que este buen jugador no ha podido abandonar la serie B. No es en todo caso un tema de talento, que le sobra, y hay que decirlo, tiende a escasear en su pariente cineasta. Por lo pronto, y en esto si coincidiendo la obra de Jairo, Raúl va en camino de convertirse en un auténtico futbolista de culto. .

22 opiniones en “Raúl Pinilla”

  1. En el fútbol, como en todo, no necesariamente triunfan los más talentosos o con mas mérito. Todo en este mundo se mueve con influencias y lástimosamente se desperdician grandes talentos.

  2. Uy Jairo Pinilla, el más prolífico cineasta de este país. También en el cine no necesariamente triunfan los más talentosos, dándole espacio a la picaresca aristizabalezca de un, digamos, Dago García.

  3. Caramba, gran homenaje al, como bien lo dice el artículo, “talentosísimo” director Jairo Pinilla Téllez, que cuenta en su haber con títulos tan nobles como Extraña regresión y El triángulo de oro, además de los citados arriba…

    Cómo supo ordeñar la siempre generosa teta de Focine ese señor…

    Y a esperar con paciencia el 25 de diciembre para podernos deleitar con la inagotable inventiva del viejo Dago…

  4. Así como hay casos de futbolistas B que deberían estar en la A, hay numerosísimos ejemplos de "futbolistas" A que deberían estar en la B: Omar Rodríguez y Luis Zapata, los más recientes laterales de la debacle de Millonarios, son excelentes ejemplos …

  5. Pero nada como la gran "Silla Satánica", grabada en un balneario de Girardot, del magnanime Spilberg criollo.

  6. ¿De que trata 27 horas con la muerte? De casualidad es la de un doctor que inventa una pastilla capaz de bajar los signos vitales, pero permite al supuesto difunto escuchar todo lo que pasa a su alrededor….

  7. Correcto, viejo Vik. Creo que no hace mucho la pasaron en Señal Colombia. Pa’ refrescarle la memoria, ahí va una ficha que me encontré:
    27 horas con la muerte

    Director: Jairo Pinilla Téllez
    Formato: 35mm, color (Betacam)
    Duración: 110 minutos
    Año: 1981

    Producción: Gustavo Bello y El Halcón Negro
    Jefe de producción: Olga de Villegas y Santos Moreno
    Guión, Montaje y Sonorización: Jairo Pinilla Téllez
    Fotografía: Jairo Pinilla Téllez
    Música: Armando Velásquez
    Protagonistas: Ivonne Maritza Gómez, Julio del Mar y Francisco Vergara.

    Sinopsis:
    Un científico inventa una pastilla que tiene el poder de dormir a un ser humano durante nueve horas, de tal forma que pareciera que hubiera muerto después de un paro cardiaco. ¿Recuerda usted la droga que usa Julieta? ¿Recuerda el destino fatal de los amantes? Pues parece que cuando el hombre decide jugar con la muerte empieza el caos en la vida de todos los hombres. Un doctor, amigo del científico, roba las pastillas y le propone a un joven amigo y a su esposa comprar un seguro de vida por 50 millones de pesos, "matar" al joven, hacer el funeral en la casa y con la excusa de cambiarlo de vestido sacarlo del ataúd . Sin embargo esta droga tiene la maravillosa cualidad de intensificar el sentido auditivo y el "muerto" aunque este inmovilizado puede escuchar todo lo que dicen a su alrededor. El resultado es un historia de mucho suspenso.

  8. Pancho cristal: Visite "El cubil de vicious", y allà verà una nota del recuerdo del programa la tele en donde Martín de Francisco, entrevistando a la fanaticada de Cùcuta dice esa frase.

  9. Pinilla, otra de las glorias del club maracaneiros junto con oscar millan. Ahora que lo veo, ese man se esta quedando medio calvo jejeje.

    Bestiario del balón tiene pendiente un post acerca del hexagonal del olaya, cuna de grandes bestiaristas, tipo alex daza, john mario ramirez, sanchez, pinilla, etc.

  10. Que gran paralelo entre el Pinilla futbolista y el Pinilla cineasta, bestiarísimos ambos, pero debo confesar que de chiquito me asusté con "El Triángulo de Oro", años después la ví y me hizo fue reir, je, je el post del forista que mencionó a Focine me hizo acordar de "Visa USA", "El embajador de la India", "Caín y Abel", "El taxista milonario". Pero ninguna película más bestiarísima que "Las cartas del Gordo" con sus montajes baratos de La Bombonera en un partido Boca-América de la semifinal Libertadores 2003 con el pelafo ese del protagonista (ni me acuerdo ya del nombre.

  11. El nino y el papa no tuvo a Claudia de Colombia, creo que la cantante de esa película fue una tal Carmenza Duque. Tambien protagonizaron figuras Mexicanas como Andres García, Verónica Castro y figuras nacionales como Victor Hugo Moránt, Tereza Gutierrez, entre otros que ya no recuerdo.
    Por cierto, no se por que Millos o Sta fe no se han fijado en Pinilla, puede ser un gran y barato refuerzo.

  12. tengo la oportunidad de conocer este talentoso jugador de LA ACADEMIA F.C. tanto asi que estudie con el un semestre y fuimos compañeros de salon y clases…..lo he visto muchas veces jugar en compensar y realmente digo que es un talento desperdiciado, es rapido agil y muy efectivo a la hora de combertir, no en vano era el GOLEADOR de EQUIDAD SEGUROS cuando aun estaban en la B, y que por goleador lo sacaron………¿que pasa dirigentes?, a la EQUIDAD no le hubiera hido tan mal en el primes semestre de 2007 si este talentoso jugador y amigo hubiese estado en sus toldas.

  13. YO TAMBIÉN ESTUDIÉ CON RAÚL PERO EN EL COLEGIO, ES EX-ALUMNO DEL COLEGIO FEDERICO OZANAM Y SE LE RECUERDA MUCHO TODAVÍA (FACEBOOK), ME ALEGRA SABER DE ÉL Y LO FELICITO DE CORAZÓN.

    UN ABRAZO PARA TÍ RAÚL, TU EX-COMPAÑERA DE ADOLESCENCIA.

Comentarios cerrados.