Grandes mechoneadas de todos los tiempos

Muy común en el fútbol es escuchar que «por un pelo» un equipo logró un título, una clasificación o salvarse del descenso, pero rara vez, escuchamos que por un «mechón de pelos» un equipo consigue un objetivo. Pues bien, gracias a un «mechón de pelos» y más que a un mechón de pelos, gracias a una memorable y no menos certera mechoneada cortesía de la la singular capacidad del «Pecoso» Castro para caminar sobre la cuerda floja del reglamento, el América de Cali logró un cupo en la semifinal de la Copa Libertadores del 2003.

Después de perder 2-1 en Buenos Aires contra River Plate por los cuartos de final de la Copa, el América había logrado remontar el marcador y se imponía 3-1 en Cali. Faltando pocos minutos para terminar el partido, River arreció sus ataques contra el arco de «Rufai» Zapata buscando ese segundo gol que obligaría a una definición por penaltis (el gol visitante no tenía valor agregado por esos días). En uno de tantos ataques, el balón se desbordó por la línea lateral, llegando a los pies de Castro quien inmediatamente lo despachó con dirección al terreno de juego, proceder que colmó la paciencia de Darío Husaín quien reaccionó golpeando al «Pecoso». Al tanto de lo que ocurría, su hermano Claudio intervino en su defensa y fue entonces que Castro, viejo zorro, lo recibió con un jalón de pelo digno de cualquier culebrón de franja maldita que a su vez desencadenó una batalla campal con el sabor que sólo le pueden dar los equipos del Sur cuando se ven impotentes ante una inevitable eliminación. .

15 opiniones en “Grandes mechoneadas de todos los tiempos”

  1. jajaja viejo zorro el pecoso, viejo sabroso, le falto fue solo aranar al de river y gritarle "bruja!!! trepadora!!!!"

  2. Cómo olvidar ese partido y la que se armó luego de la acción mencionada. Es una goleada que disfruté y disfruto a placer cada que la recuerdo.

    Noten que los comentaristas argentinos recalcan que la policía está golpeando a los jugadores del River Plate, cuando en la realidad ellos solo están cumpliendo su deber civil contra los visitantes que se van a repartir puños a diestra y siniestra (y no solamente en ese partido sino en todos, cuando ocurre).

  3. Lo del incidente con la Policía es hasta cierto punto bien subjetivo, ya que recuerdo en la transmisión radial de Caracol que decían que eran los de River los que golpearon a los policías (Mejía decía "¡a esos muchachitos hay que encarcelarlos porque están agrediendo a la fuerza pública de otro país!").

    Pasando al fútbol, ese es el triunfo de un equipo colombiano en la Libertadores que más me he gozado (y soy de Millonarios). Remontar el marcador con goleada, enfrentarse a la violenta impotencia del rival y al pito (pudo sentenciarse el triunfo desde mucho antes si no fuera por las decisiones arbitrales), la risa memorable del Tigre Castillo al ver que un hincha le roba la camiseta en el primer gol y el mismo Tigre metiendo una carrera de mitad de cancha hasta la tribuna norte en medio de un último gol justiciero.

    Un partidazo por donde se le mire, hasta con esos detalles bestiaristas que tanto nos gustan.

    El epílogo para River fue al año siguiente, cuando se salieron con la suya en octavos y sacaron miserablemente al Santos Laguna. En esa copa esos manes no respetaron ni a Boca (el otro consentido del pool Conmebol-FoxSports), que finalmente los eliminó.

  4. Recuerdo que la Conmebol le impuso una multa de 50.000 Dólares a la plaza de Cali y otros 10.000 al Pecoso.

    El cuento es que había un arbitraje que estaba favoreciendo claramente a River y Castro terminó exacerbándose por eso y pateando la pelota porque le dieron a River un saque que era para América

  5. ¿Este no fue el partido del que posteriormente D’alessandro se quejaba por un morocho del América que lo marcó durante tooodo el cotejo??… recuerdo que luego D’Alessandro decía en una entrevista: "Ese que me marcó no es un ser humaaano, es un animaaaal". ¿alguien me recuerda el nombre aquel bestiarista jugador?

  6. jajaja buenisimo, creo que todos disfrutamos mucho aquel momento, ¿¿adivinen quien y de donde era el arbitro?? (el uruguayo mendez creo, que coincidencia), esa noche gozamos como enanos, el america venia de eliminar a Racing con otro berrinche de los argentinos, apretada porteña incluida ( cuando vamos a jugar alla el clima nos lo hacen insoportable y despues piden fair play).

  7. Varias cositas: 1. Al que se refería D’alessandro era a Carlos "El Jabalí" Angulo, que aparece en el video con el numero 25. 2. Ese partido sirvió para que River contratara a Kilian y Boca a Vargas. 3. A pesar de quedar eliminados en la siguiente fecha, es la copa que mejor recuerdo de mi mecha.

  8. GRANDE PECOSO!!!!!!!!!!!! ese man me cayo bn desde ese momento y como servidor del arriba no soy americanista…………..pero depeus boca se los comio vivos, con medio equipo rojo expulsado

  9. Menos mal al Pecoso no le dio por hacer eso en aquel club de damas, y de strippers,alguna vez referenciado aqui mismo porque habria atentado contra la semiafeitada humanidad de algun Johann Esneider Chivatá de esos que bailan es esos chuzos.

  10. Que buenos recuerdos de los mejores partidos del América en esta decada junto a la victoria en Bogotá a Santafe en 2005 por 5-2 y la victoria en Medellín de la final del 2002.

  11. El jugador que esa noche marcó (y anuló) a d’Alessandro era Carlos Angulo, a quien algún locuaz comentarista bautizó "El Carreterito", y todo porque Angulo trabajaba humildemente con una carreta en una plaza de mercado en la Sultana, según tengo entendido.

    En este partido Killian Edwin Virviescas Rojas hizo una soberbia jugada en la que deja atrás a dos defensas ríoplatenses y luego lanzó el centro para que Jairo Fernando Castillo Cortés marcara el tercero de la noche.

    Sobre el arbitraje, no recuerdo que el central estuviera favoreciendo a los visitantes.

    Hablando con objetividad, los Diablos de ese año llegaron muy lejos, mucho más de lo que los propios hinchas y los amantes del balompié imaginamos. Máxime cuando el arranque fue tétrico: la derrota 1-5 ante Santos. Tal vez fue eso lo que hizo que el equipo compusiera las cargas durante el torneo para, más adelante, eliminar al Racing en Avellaneda con una gran noche de Robinson Zapata (cómo recuerdo al llorón de ’Petardo Cebolla’, en ese entonces miembro del equipo argentino y hoy en Millonarios, discutiendo acaloradamente con el juez central porque supuestamente Zapata se había movido en uno de los penales, lo cual le valió una suspensión internacional), y luego enfrentar a River Plate con una derrota injusta en Núñez para tener un dulce desquite en San Fernando.

    Por último, qué gran casualidad que cuando se enfrentan equipos colombianos y argentinos, el juez designado es en el 99% de los casos uruguayo… ay, la objetividad de la CSF…

  12. En la entrvista radial posterior al partido, el pecoso confesó que cuando hussain lo ofenio verbalmente, de inmediato pensó: Ah no este se vá!!!! …. Gracias Pecoso.

    Ps: Es el ultimo america que recuerdo jugo bien una copa libertadores…¿Ese no era el año de la casi final colombiana?

Comentarios cerrados.