Exclusivo: Jimi Hendrix en el Erasmo Meoz

Feliz por estar de incógnito [a Jimi Hendrix] se le dificultaron las cosas cuando tuvo que hablar para firmar su primer contrato con los motilones. Pensó en contar sus peripecias, su fama mundial y revelar la verdad en un balbuceante inglés. Pero se aterró cuando vio una bolsa de hormigas culonas (traídas por un bumangués amigo de la mesa directiva). Cuando el presidente del equipo se echó una bocanada de insectos dorados y los saboreaba como si fuera maná caído del cielo gritó como poseído “I want ants”.

Amante de los excesos como era, Jimi no se midió. Sin recato se entregó a las hormigas culonas, exceso que no tardó en pasarle factura: a las dos horas un mal de estómago tropical se había apoderado de su frágil aparato intestinal prendiendo las alarmas entre la directiva motilona. «¿Qué hacemoshermano, decime qué hacemos?», le preguntó, angustiado, el presidente a su tesorero al encontrar a Jimmi inconsciente en el water. «No sé hermano, el niche como que no estaba acostumbrado a tanta hormiga, quién le manda a ponerse de garoso, dejalo que evacúe y mañana le damos harta agua de orégano, y si no se mejora, coca cola con limón», respondió. «No hermanolo, yo a este lo veo grave, llamate al Erasmo Meoz, que ya vamos para allá».

En el Erasmo Meoz, atendieron al recién llegado refuerzo motilón sin que nadie notara en realidad de quién se trataba. Nadie salvo Rubiela Beltrán, enfermera jefe del piso en el que estaba ubicada la habitación en la que el ídolo norteamericano se reponía a punta de jugo de guayaba y, sobre todo, mucho pedyalite. Nadie lo sabía, pero Rubiela cultivaba en secreto su pasión por el rock y al ver al recién ingresado paciente muy en el fondo de su corazón supo que se trataba del supuestamente fallecido guitarrista.

Fue así como esa misma noche, una vez confirmó que no quedaba nadie más del personal se arrimó a la camilla de Hendrix para decirle en un rústico inglés: «ai nou ju yu ar…» Nervioso, Hendrix no tuvo más remedio que revelarle, en precario español, la verdad de por qué había ido a dar a esa fría camilla tercemundista, no sin antes implorarle que no se lo dijera a nadie». «Ok, mai darlin, but plis uan foto». Y hela aquí.
.

11 opiniones en “Exclusivo: Jimi Hendrix en el Erasmo Meoz”

  1. Mis queridos amigos los hinchas motilones no demoran en crear una barra brava que se llame "Purple Haze (Norte)". Espere la próxima edición: Cuando Rene Higuita tocó guitarra con Metallica.

  2. Muy bueno…

    Yo sigo a la espera del post para Jorge Luis Bernal. No sé por cuál de sus múltiples parecidos se decidirán.

  3. ninguno de los guitarristas zurdos se suicidó de sobredosis a los 27 años, ni Hendrix, ni Morrison ni Cobain. Tenemos la prueba del primero, falta encontrar la de los otros dos.

    Es cierto, hay fotos en las que Kirk Hammet se parece a Higuita, y también es cierto que Jorge Luis Bernal fué pretendiente de Selma Bouvier, la tía de Bart, Lisa y Maggi.

  4. Vea y esa damicela como que le esta tocando el mercado al morocho o es que me parece.
    Con razón la cara de extasis que tiene el grone

  5. Excusas por mi comentario sobre Jim Morrison: El rey Lagarto no era conocido por ser guitarrista, ni zurdo. Creo que los otros dos si.

  6. jajajaja buenísimo, Jimi Hendrix y Paul McCartney, tocándole éste la «púa» de la guitarra y cantando juntos: «Cu-cú,Cu-cú». 
    jotagé gomezó

Comentarios cerrados.