Cuatro «deques» y un taco

(recomendable oír a alto volumen y con audífonos)

Fueron necesarios nueve segundos de declaraciones y el gran Freddy Rincón decidió meter un record difícil de igualar en ese tiempo. Luego de que el Amé

rica le ganara 3-0 al Deportivo Cali en 1990 Rincón no se intimidó ante los micrófonos y lanzó todo un dechado de dequeísmo ilustrado. Los periodistas no se enteraron y de hecho, en algunos casos, decidieron imitar el uso del «De que» del crack, al que se le perdona cualquier cosa luego del gol de taco que le hizo a Carlos «solousosacosdeequiposderugby» Trucco.