El agüero más demente del mundo, lejos

Y no era fácil sobresalir en esta categoría donde tenemos jugadores que hacen hogueras para ahuyentar espíritus malignos, otros que por nada del mundo pisarían primero la cancha con el pie izquierdo y aquellos que usan los calzoncillos al revés (con las costuras hacia afuera, como el gran René)con el fin de espantar malas energías. Pero la del «Chomo» Cadavid cuando estaba en el Quindío de 1990 -en el que, como vemos, hizo su práctica antes de graduarse como arquero Óscar Córdoba- de cantar el himno con el guayo derecho a un metro de distancia no tiene parangón.

De la donación de DIABLO AMERICANO

zp8497586rq

3 opiniones en “El agüero más demente del mundo, lejos”

  1. Ya tenía el «Chomo» el deja-vú, el recuerdo transmigratorio y la percepción super-extra sensorial de poner un guayo en la cara del Divino Rostro, incluido el de Chimá en aquel famoso combate que rozó los arcanos espirituales con la patada voladora Shaolin. 

Comentarios cerrados.