Mundial de tornillos: Top cinco de bigotes mundialistas

Cerdas duras, de fuerte agarre, quedaban pintadas de blanco y no por las canas sino cuando los dueños de los mostachos bebían cantidades alarmantes de jugo de guanábana. Los doctores Zoidberg del pasado: ellos son, aquí están.

5. Stanislav Cherchesov (Rusia 1994)  Al ver su bigote, los delanteros rivales se esculcaban los bolsillos buscando el certificado de gases y el SOAT.

4. Billy Hamilton (Irlanda del Norte 1986) Todas las mañanas se hacía la cera en la mitad del bigote sólo para llevarle la contraria a los caducos seguidores de Hitler y, de paso,  amigarse con Cantinflas.

3. Bento (Portugal 1986) Arquero de Portugal en el Mundial de México. La leyenda dice que vino a votar por Serpa a escondidas en el 98.

2. León Fernando Villa (Colombia 1990): Se ahorró muchos transportes entre ciudades porque los buses lo recogían pensando que intrepretaría “El corrido del caballo blanco”.

1. Olaf Heredia (México 1986): Olaf el amargado sonreía cada vez que tomaba jugo de mango y se untaba el bigote.