La última selección Colombia vestida de rojo

SeleccionColombiaRojo
Arriba: Barack Obama, Freddy Rincón, Leonel Álvarez, Óscar Cortés, “Barrabas” Gómez, Óscar Córdoba. Abajo: Carlos Valderrama, Víctor Aristizábal, Faustino Asprilla, “Chonto” Herrera y Wilson Pérez.

Muy añorada por estos días, la camiseta roja de Colombia, la del 1-1 contra Alemania, la de la clasificación a Italia’90 y el debut ganador en este mismo torneo, tuvo una despedida, en partidos oficiales, bastante discreta, poco acorde con su abolengo.

Ocurrió que luego de una dolorosa derrota por penales contra Argentina en la semifinal de la Copa América de Ecuador de 1993 al equipo de Pacho y Bolillo (BF4E) le correspondió viajar a Portoviejo para disputar con los locales el siempre insulso partido por el tercer puesto del torneo, que es como una pelea con otro ex novio para ver quién es el padrino del matrimonio de la que no fue de ninguno de los dos.

Pero lo que importa aquí es que al ser Ecuador local en el estadio Reales Tamarindos, pudo jugar con su uniforme principal lo que obligó a Colombia a recurrir al alterno. De rojo Umbro con pantaloneta azul y medias amarillas saltó a la cancha la tricolor  que esta vez tampoco tuvo entre los inicialistas a Adolfo “Tren” Valencia, delantero para entonces con su poder goleador en plena ebullición, pero a años luz todavía de igualar el talento que Víctor Aristizábal derrochaba -sin el balón- en aquella competición, razón por la que era titular de la selección, pero sobre todo del corazón del cuerpo técnico.

RinconRojaCopaAmerica1993
Otro de Buenaventura, Freddy Rincón, en un fallido intento por repetir ante las cámaras el gesto posterior al gol contra Alemania.

El gol del de Buenaventura -que entró para el segundo tiempo-, con el que se ganó el partido y el bronce fue un pequeño acto de tardía justicia divina, valga decirlo. Y hay que decir también que una vez sonó el pitazo final nadie sabía que este era también cobijaba a un un fiel traje de trabajo. Por tal razón no hubo ni discursos, ni copa de vino ni ronda scout entonando “no es más que un hasta luego”. Nada.

Y es que la muerte de este atuendo solo ocurriría meses después, a comienzos de 1994 cuando en circunstancias todavía sin aclarar del todo –algunos dicen que fue exigencia de la Fifa, otros señalan a la Federación- se optó por abandonar esta combinación cromática para pasar a la camiseta azul con pantaloneta azul y medias amarillas. Esta combinación tuvo, por cierto, un bautizo de octava: en su estreno un criminal patadón de un sueco alias “Anderson” y que impactara en la rodilla derecha del Pibe Valderrama, puso al país a hacer cadenas de oración para que el diez samario pudiera estar en el Mundial como en efecto sucedió no obstante muchos hoy creen que lo reciente de esta lesión influyó entre mil factores más en el desempeño regularzón y collazos que mostró.

PibeLesionNuevoUniforme
El Pibe, segundos después de sentir la fuerza de Escandinavia.

Como es bien conocido, el segundo uniforme luego mutaría: la pantaloneta pasaría a ser blanca así como las medias. El rojo sería progresivamente excluido, pues las medias de la pinta principal ahora las prefieren blancas.No obstante, es bien sabido que el hincha del fútbol es amante de las tradiciones y defensor de los valores además de nostálgico y melancólico. Por tal razón no se descarta que en Brasil regrese el rojo y, ya metidos en la onda vintage, ¿por qué no los bigotes y las madrinas de la selección?