Ronald Martinez

Irrumpió en el fútbol profesional con el Cucúta en 1994. Rápido y buen defensor central, fue el orgullo y la esperanza de su ciudad. Si la memoria no nos falla, inmensa fue la alegría del pueblo nortesantandereano cuando “Bolillo” Gomez lo llamó a la selección para un amistoso previo a la Copa América de 1995. En medio de la expectativa que había generado, sobrevino la tragedia: Ronald tuvo una apendicitis, bajó su nivel y desapareció un buen tiempo del panorama. Después retornó, estuvo en Santa Fe y en el Cali en donde dejó claro que la fatídica lesión había dejado una huella imborrable. Después se estuvo probando en Millonarios a comienzos de la década de 2000 sin conseguir un cupo en el plantel profesional. .