Hugo Galeano a un paso de Francia`98

En días como estos en los que el inquieto “Bolillo” ha sabido como volver a poner su nombre en la palestra pública, el Bestiario del balón –siempre interesado en colaborarle a los prohombres del fútbol colombiano– no podía mantenerse al margen de los acontecimientos. Es así como de un gigantesco cúmulo de disparates, delirios y salidas en falso del personaje en cuestión rescatamos éste, que no por su sonoridad fue más que muchos otros excesos del arrebolado técnico paisa. Simplemente, lo dibuja de cuerpo entero.

Más conocido como “Galeanito”, este crédito del popular barrio Manrique de Medellín irrumpió en el profesionalismo en 1984 en el Quindío de Genaro Cerquera, por ese entonces filial del Millonarios de Gonzalo Rodríguez Gacha. Su estancia en el Quindío fue corta: para 1985 ya engrosaba la nómina del Millonarios de Jorge Luis Pinto que disputó ese año la Copa Libertadores contra equipos paraguayos. Songo sorongo, sin mucho ruido y a punta de lo que en el argot se conoce como “laboriosidad”, “Galeanito” supo apoderarse de la banda izquierda del club embajador durante seis largos y truculentos años. Sin ser la gran cosa, el único antioqueño en la nómina titular del Millonarios de finales de la década de 1980, mantuvo siempre una regularidad importante, apenas para rendir sin tampoco llegar a sobresalir. Llegadas las vacas flacas a comienzos de los noventa, Galeano partió hacia Barranquilla junto con Arnoldo Iguarán para engrosar las filas del Junior en 1992 para regresar un año más tarde a casa. Idos los años de gloria de títulos y de Copa, “Galeanito” ya comenzaba a tener un cierto aire de reliquia viviente, de “último de los mohicanos” de un pasado de gloria que veloz se alejaba. Cansado quizás de ser visto más como pieza de museo que como jugador activo, a comienzos de 1994 Barranquilla y el Junior volverían a acogerlo.


«Galeanito», en sus años azules

Una vez más, sin mucho ruido y manejando un bajo perfil, Galeano supo consolidarse en la banda izquierda del Junior durante tres temporadas. Al cabo de tres años sólo había logrado reforzar ese aire anacrónico que ya traía cuando llegó a Barranquilla. Por eso fue mayúsculo el estupor cuando un buen día, aduciendo que había que aprovechar “que estaba en la ciudad” Bolillo recurrió a él en vísperas del partido contra Chile correspondiente a la eliminatoria para Francia`98. Algunos incautos le creyeron. Lo que parecía un arrebato más del desvirolado técnico paisa comenzó a preocupar cuando el afortunado “Galeanito” –que lo último que se imaginó en su vida fue pasar de ser uno más en la nómina juniorista a ser firme candidato a jugar el mundial que se avecinaba–apareció en la lista de los convocados para el siguiente partido contra Bolivia en La Paz. La excusa de “fue de afán, había que aprovechar que estaba en la ciudad” ya no funcionaba. Parecía que la excentricidad del siempre impredecible Bolillo se iba a prolongar hasta Francia. Galeano, por su parte, aprovechando su nueva condición de Ave Fénix se pegó al «boom» del recién ascendido Unicosta y llegó al equipo de Kike Chapman con el rótulo de figura. El nóvel equipo barranquillero fue el lugar escogido por «Galeanito» para esperar el llamado de la Federación a presentarse en Bogotá a tramitar su visa en la embajada francesa.

No se conoce en realidad el motivo, pero Bolillo desistió de su arrebato y “Galeanito” se quedó esperando la llamada y con las ganas de cruzar el charco por primera vez en su vida. A decir verdad, tampoco se conoce qué motivó a Bolillo a incurrir en tamaña excentricidad. Quizás una inmersión en el barrio Manrique buscando posibles nexos de juventud entre el laborioso lateral y el indómito técnico pueda arrojar algunas luces, labor que no corresponde a este humilde espacio.

A «Galeanito», por su parte, le quedó como premio de consolación el haber coronado album Panini. En efecto, su rostro recorrió el mundo como integrante de la selección Colombia que disputaría el mundial. Vaya uno a saberlo, su lamina bien puede estar hoy en día decorando la puerta de madera del armario –destino por excelencia de las laminas repetidas– de algún hogar finlandés.

Respuesto ya de las fortísimas emociones que acarrea una resurrección de ese nivel (a esta hay que sumarle el haber sido artífice del oscuro éxito del Unicosta cuando aseguró en Bogotá su permanencia en primera), Galeanito decidió regresar al Junior, en donde se reencontró consigo mismo y con la tranquilidad que sólo da el anonimato. Utilizando como trampolín su reciente cuarto de hora, emigró pocos meses después a Estados Unidos en donde, ahora si, todos creyeron que culminaría su carrera. Pero no fue así. En el primer semestre de 2004 el recién ascendido Chicó del también desvirolado Eduardo Pimentel tuvo a bien inscribir como refuerzo a un tal Hugo Galeano para la segunda mitad del torneo (no alcanzó a jugar). Fueron pocos, de verdad fueron pocos, los que se atrevieron a especular con que este era el mismo que hacía ya veinte años había debutado con el Quindío. “Es el hijo”, fue la respuesta que obtuvieron. Pero no, no era el hijo, era el padre cuarentón que sin reponerse del grave daño emocional causado en su momento por el Bolillo, errante regresaba y fuera de sus cabales mostraba la firme convicción de Reinaldo Rueda podría llegar a argüir, tal como lo hizo Hernán en su momento, que había que aprovechar que estaba cerca –en Bogotá- para colarlo en alguna convocatoria.

Con semejante palmarés, ¿cómo diablos no homenajearlo?

.

29 opiniones en “Hugo Galeano a un paso de Francia`98”

  1. apuesto lo que quieran a que en esa foto en la que este pelafustan viste la camiseta de millonarios, estaba en un guayabo pero bravo!

    este sinverguenza es uno de los miles de ejemplos del colombiano atracador, mediocre, gavillero, deshonesto, falto de valores, falto de tecnica y falto de todo!

    galeano por si solo es una APOLOGIA del fracaso y un ejemplo de lo que los futbolistas de hoy no PUEDEN ni DEBEN ser!

    su horrorosa jeta tiene un efecto ’’intoxicante’’ y su tan mencionado ’’palmares’’ solo da grima y un profundo dolor!

  2. ¡OJO!… acá hay un error!!!… ustedes hablan de que Galeano llegó a la Selección en el segundo semestre de 1997, pero resulta que este berraco estuvo en el partido que Colombia perdió 0-1 con Argentina en Barranquilla, cuando Farid Mondragón (con ayuda del "Piojo" López) envió la pelota al arco colombiano… el punto es que este partido se disputó el 12 de Febrero de 1997, y fue el tercer partido de este tipo en la Selección Colombia de mayores (había debutado en el partido que ganó Colombia en Quito 1-0 con gol de Asprilla, Octubre 9 de 1996; y luego estuvo en el 2-2 en La Paz, Noviembre 10 de 1996)… UN SALUDO!!!

    P.D. Capo "Galeanito"… posa con todo el porte digno de un campeón del mundo, en la foto de la última estrella de Millonarios, el día que (con gol del "Pájaro" Juárez) Millonarios empató 1-1 con Júnior y eso le bastó para ser campeón de la temporada 1988…

  3. lo triste es que este man ha sido el mejor (menos malo) lateral izquierdo de los ultimos anos en millonarios. o quien lo supera? edinson dominguez tal vez? no se…

    pero muy buen articulo!

  4. No estoy de acuerdo con lo afirmado por vicious.Galeano nunca fue un gran jugador, pero tampoco era malo. Tampoco era vicioso e irresponsable como se pinta. Al final de su carrera se volvió fanático religioso, quizás ese haya sido su vicio.

  5. vicious, sin ánimo de polemizar porque respeto sus conceptos, creo que no todos los jugadores colombianos son "atracador, mediocre, gavillero, deshonesto, falto de valores, falto de tecnica y falto de todo!". El man era normalito tirando a malo, pero no podemos afirmar que era un pícaro o algo así.

  6. Creo que SCU describe claramente lo que fue Galeano en Millos, no descollante, ni grande< pero en realidad fue rendidor y regular.Y CDC tambien tiene razon, de lo que he visto en a;os es de lo menos malo.

    Como dice Metallica> Sad but true.

  7. De acuerdo con que no se puede tachar a un jugador mediocre de "atracador, mediocre, gavillero, deshonesto, falto de valores, falto de tecnica y falto de todo!"…y menos solo por ser colombiano! pero bueno, cada quien con su opinion…

  8. aprovechando la temporada de album panini, quiero saber cómo puedo hacer una contribución sobre el actual y algunos de los pasados. cosas como que irán tiene página doble y ghana sencilla; como ecuador, mereciendo la sencilla, la tiene doble; como colombia pudo merecer pagina sencilla en el album de italia 90; cosas así.

  9. YSEC: acepto su aclaracion pero…………………………………………… le ruego que me mencione 1 o 2 logros de este tipo?

    los tendra?
    calculo que no!
    por lo tanto es un don nadie!

    Nada personal contra ud o contra ninguno de los habituales participantes en la comunidad del bestiario!

  10. cuando aqui se presente un tipo ganador y con historia entonces me quedare calladito y con la cabeza baja…………mientras tanto no reparare en calificar a estos truhanes futbolistas con los adjetivos que se merecen!

  11. vicious, de acuerdo. El man como jugador era re-mediocre, lo que le digo es que de mediocre a deshonesto…

    Y claro, la idea es que comentemos libremente, bienvenidos sus comentarios! De eso se trata, discusión con respeto, como hemos venido haciendo.

  12. Con todo respeto vicious, su afirmación carece de sentido. Ser mal jugador no significa ser alcohólico y vicioso como usted lo pinta. Pienso que es más truhan usted que denigra de quien conoce sólo porque no es capaz de colmar sus expectativas futbolísticas. Lástima que existan personas como usted que se creen graciosos por dañar la imagen de los demás. Lástima que usted crea que por el sólo hecho de no ser un gran jugador de fútbol se es alcohólico y atracador. La boca habla de las bondades del alma, decía mi abuela, veo la suya muestra muy bien lo que usted es.

  13. Ya muchachos, esto es para hablar de futbol y no tenemos que insultarnos el uno al otro, creo que vicious ya tomo nota y no volvera a cometer el error

  14. No, a mi me parece que "Galeanito" no era tan mal jugador. Es de esos que nadie jamas se acordara de el salvo sus hijos pero no mas. Y hablo en serio esta farsa era mucho mas jugador que el tal Chiguiro Benitez (que su mayor cualidad futbolistica y fisica es el apodo) mejor que Leoncio Alegria del Real Cartagena que deberia estar naufrago en el Atlantico o mejor que el tal Pachon de Santa Fe que es tan malo y torpe.

  15. Pues no se para usted que es ganador, porque en esta pagina esta el Señor Adolfo Valencia que es un ganador o alguien mas triunfo en Alemania ?? Tambien sale Navarro Montoya y gano 2 campeonatos con Boca en Argentina y jugo en Europa. El mismo Galeano fue campeon con Millonarios ya gano algo

  16. Es una página de perdedores, de ladrones y de curiosidades. Las curiosidades las pueden protagonizar jugadores talentosos y no tan talentosos. El tren está doblemente homenajeado por su disfraz de bávaro y por su intrascendente regreso a Santa Fe en 2002.

  17. el que hace mal su trabajo o se desempeña en el con desden y pernicia esta ROBANDO aqui y en china! por lo tanto quien asi actua es un DESHONESTO Y falto de valores como alguien dijo antes.

  18. pero la tocaba mucho mejor que vos viciuos tenia una gambeta infernal y lo demostraba cuando queria ,sin embargo fue destello que estallo brevemente

  19. jajajajajajajajajajajajajaj en eso si tiene toda la razon thierry!

    jugando futbol soy un hibrido entre galarcio belmer y ’’bobolitro’’ mendoza!

  20. vicious, ese es el consuelo que tenemos los troncos (me incluyo entre los paquetes), hablar y despotricar de fútbol!

  21. Pero por lo menos los troncos tenemos la conciencia tranquila de que no nos ilusionamos con lo que no podia ser, y si eso hubiera ocurrido, seriamos candidatos a aparecer en esta pagina y a hacer reir a el resto de personas con nuestra limitada capacidad futbolistica. Por eso de alguna forma tenemos autoridad moral para despotricar de tanto paquete suelto que hay por ahi.

  22. si yo hubiese sido futbolista muy seguramente estaria jugando en algun prestigioso club como ’’coquimbo unido’’ o el siempre recordado ’’huachipato’’ o incluso algun grande de guatemala o costa rica.

    eso si: siempre en la banca y añorando mis ’’5 centavitos de felicidad!’’ o en su defecto: que me dajaran jugar desde el minuto 89 hasta 2 minutos antes de terminar el tiempo de adicion!

Comentarios cerrados.