Alirio "Marinillo" Serna

A juzgar por lo mostrado en las canchas, mejor fortuna habría corrido junto a Gelatina y Minisiqüi en los tablados del país. El país futbolístico supo de él en 1990 cuando se creyó que sería él y no Mauricio -ambos titulares del Deportivo Pereira de ese año- el llamado a encumbrar el apellido. Las cosas pronto tomarían otra cara cuando a comienzos de 1991 el Atlético Nacional decidió fichar a “Chicho” y no al “Marinillo” como refuerzo para la temporada que se avecinaba. De ahí en adelante, Chicho debió acostumbrarse a la gloria, Alirio, al bajo perfil.

No obstante estos destinos tan opuestos, Alirio tendría dos años más tarde la oportunidad que en 1991 le fue negada. En efecto, en 1993 y después de sonar como posible nueva cara de Santa Fe fue junto con Carlos Zúñiga y Juan Carlos “Paolo” Rodríguez uno de los refuerzos del verde de la montaña. Irregular y poco efectivo, como todos los delanteros que de la perla del Otún llegan a Nacional (William Matamba, “Galea” Galeano, Daladier Ceballos, entre muchos otros) el paso del “Marinillo” por el valle de Aburrá fue un poco menos que discreto. Cansado ya de echar por el retrete las múltiples oportunidades que se le dieron en Nacional, golpeó las puertas del rival de patio, el DIM, junto con Daladier Ceballos. Después del rojo de la montaña recaló en el Cúcuta, cuadro con el que descendería a la primera B en el primer semestre de 1997. En Cúcuta, lejos de su marinilla natal terminó de apagarse mientras Mauricio triunfaba en la Boca. Hoy en día tiene a su cargo las divisiones inferiores del Deportivo Pereira. .

12 opiniones en “Alirio "Marinillo" Serna”

  1. Recuerdo que, jugando con el Pereira, le hizo un golazo de chalaca a ese imparable América (importado de Santa Fe) que dirigía Ochoa en el 90, para un triunfo del Pereira sobre los de Cali (creo que le sacó un invicto importante aquella vez a "Los Diablos Rojos"); y recuerdo que marcó el gol con el que Nacional le ganó al Ínter de Porto Alegre como visitante, en la fase de grupos de la Libertadores de 1993… después de ahí, supongo que se dedicaría a la trova… UN SALUDO!!!

  2. Tenía más gracia un desalojo que ese petardo. Ese también pasó por el Poderoso, junto con Daladier Ceballos.

  3. Tronco,tronco,troncazo el ex 23 de Nacional.Debería estar mejor en la categoría de eternos suplentes.
    Fue titular inamovible del equipo satélite
    mientras que los titulares jugaban libertadores y super copa.Cuando entraba a reemplazar a alguien,fuera para buscar un gol de úlitmo minuto o para "refrescar" la delantera,lo hacía siempre después del minuto 35 del segundo tiempo.Nunca entraba antes.

  4. De este tipo tan insignificante no hay nada que decir. Lo unico por lo que lo recuerdo es porque corria garetas. (vaya merito)

  5. EL MARINILLO TUVO UNOS MINUTICOS DE GLORIA…VALE ACORDARSE DEL PARTIDO NACIONAL SAO PAULO EN UNA SUPERCOPA DEL 93…CUANDO EL MARCABA UN 2 A 1..QUE FORZABA LA EJECUCION POR PENALES FRENTE AL ARQUERO ZETTI…DESPUES NO VOLVI A SABER NADA MAS DE EL.

  6. holaa!!!! a todos los estupidos que han hablado mal de mi tio les digo que Alirio si fue un excelente jugador… todos ustedes son unos envidiosos.

    ATT Alejandra Serna

  7. Tan excelente jugador era que ni siquiera clasificó a la ’rosca paisa’ de aquellos tiempos.

    Que sea tu tío no significa que fuera Pelé… sé objetiva.

Comentarios cerrados.