Alexis Gamero

En abril de 2003 el siempre genial Pacho sorprendió al país futbolísitico incluyendo en una de las convocatorias de esa peculiar modalidad de robo llamada «microciclos» a un tal Alexis Gamero, defensa de un Cúcuta Deportivo que por ese entonces padecía las duras y las maduras en nuestra querida divisional de ascenso. Cuando se supo la noticia, muchos creyeron que el de Alexis era un caso similar al del ya homenajeado Christian Tamayo y que el Norte de Santander, orgulloso, ponía a disposición de la patria a su «niño maravilla». Pocos días después de conocerse la convocatoria quedó claro que no era ni niño –para ese entonces ya cargaba con 25 abriles a cuestas– y que maravilla era un adjetivo que sólo le cabía al empresario que en complicidad con Pacho había orquestado tamaña manguala.

Escarbando en su curriculum vitae, encontramos que este mismo Alexis registra breves pasos por Mineros y Unión Lara de Venezuela junto con una oportunidad de probarse en 1998 con San Lorenzo de Almagro que no alteró el normal discurrir de la vida en Boedo. Cinco años después tuvo la oportunidad de descollar con la selección y nada pasó con él. Alexis, con el apoyo de su pool de empresarios, tuvo todo para figurar junto a figuras del talante de Jose Fernando Santa, Gustavo Restrepo, Álex Viveros y Giovanny Hernández en el top 5 de las mentiras mejor vendidas de nuestro fútbol y simplemente no fue capaz, se cansó de desperdiciar oportunidades. Habiendo tanto jugador necesitado en nuestro medio, Alexis hizo la del joven adinerado que le pide al mendigo que no le hable de comida porque acaba de comer.

A comienzos de este año fue despedido del Cúcuta. Agradecemos cualquier información que pueda conducirnos a su paradero..

8 opiniones en “Alexis Gamero”

  1. Jugamos juntos en un aún más sufrido cucuta 2001(asi le pusieron en 1999, por falta de reconocimiento deportivo),Buen central, pero tampoco para estar en una selección colombia.Supe que estuvo en Quindio hace un par de años. y más nada.Preguntelen al señor Guerrero en cucuta, seguro que les da razón.

  2. Este señor trabajo con mi Padre en una empresa de alfareria en villa del rosario por que nadie lo queria y le pagaban el minimo trabajando como un ngro

Comentarios cerrados.