Carlos Castro Varón

Tuvo la mala fortuna de ser homónimo de un goleador. Algo que no viene nada bien más cuando se es volante de marca, posición más propensa al trabajo efectivo quizás, pero silencioso. Para diferenciarse del goleador de Turbo, el «crédito de Arcambuco» debió recurrir en más de una ocasión a su segundo apellido: «Varón». Apellido que, por cierto, no desentonaba con sus modales en la cancha. Hay que decir que era guapo y rendidor, su estampa aún se recuerda en el antiguo San Bonifacio.

Este tolimense, que debutó en el Quindío, tuvo sus cinco minutos de fama entre 1995 y 1997 cuando se vio beneficiado por esa extraña fijación que por esos días le entró al Bolillo y que lo llevó a incluir en cada convocatoria un volante de marca del perfil del «Tyson» Hurtado o Gustavo del Toro. Sus días de becario en la selección lo catapultaron a la capital. Comenzando 1997 fue anunciado como nueva incorporación de Millonarios. Llegó a Bogotá, se enfundó la azul y entrenó durante varios días hasta que una rabieta del sendador Camargo lo obligó a tomar un Bolivariano de regreso a Ibagué.

En Ibagué, tierra bestiarista, permaneció hasta finales de ese mismo 1997. A comienzos de 1998 rodó a Neiva de donde partiría, un año más tarde a Pasto, ciudad en la que permanecería hasta 2001 cuando, presumimos, se lo tragó el Galeras pues ningún registro se conserva de su trasegar después de esta fecha.
.

15 opiniones en “Carlos Castro Varón”

  1. estoy tratando de dejarme la mota y es mas voy a seguir el consejo de vicious y manejar una buseta por la avenida de las americas para haber si salgo de la mediocridad.
    o pregonar desde la puerta de una flota !la marranera! melgar con puestos melgar con puestos sigan al fondo!

  2. Este man hizo parte de ese inolvidable pero bestiarista Quindío que estuvo a punto de ir a la Libertadores del 98, acompañado por Marquinho, el cantante del gol Leo Fabio Moreno, Tilger, Dario Aguirre y otros animales de igual condición, y que tras el robo del arbitro Zanabria (que alagó el partido 10 minutos más) la nomina en un 60% pasó al Cortulua que hizo el ridiculo en la ya mentada copa. Así es la historia de mi equipillo…

  3. Gran jugador, lástima que no se pudo consagrar en la selección ni en ningún equipo grande, pero era mejor que cualquiera que tengamos hoy en día como volante de contención.

  4. si arkambuco es un barrio de ibague y el man si era un baron o es un baron, (a no ser que…)en la mitad de la cancha, eso si, tenia la virtud del "quite deslizante" lo hacia a la perfeccion, Ahora vive en Ibague placidamente del trabajo de dos camionetas dedicadas a la carga, trasteos, etc… es comun verlo ahora sin los flequitos de su cabellera y en una moto por las calles de ibague.

Comentarios cerrados.