Arturo Boyacá

Nunca le dijeron en la casa que era poco carismático y eso fue un error craso. Tal vez lo engañaban diciendo “Arturito, eres el más lindo y más popular de todos, así nadie te determine”. Y su trasegar por el fútbol fue un poco así: seguramente que si se suma el archivo fotográfico de todos los medios de comunicación en el país, el registro de Arturo Boyacá no supera las 15 fotos, la mitad de ellas, en formato polaroid.

Boyacá supo estudiar en Alemania los vericuetos de la dirección técnica, pero al parecer jamás aprendió el idioma nativo y de ahí sus bajísimos rendimientos como entrenador profesional. Tolima, Quindío y Santa Fe fueron sus nichos de “trabajo” e incluso, como lo indicaba su carácter mercenario, fue asistente técnico de Dragan Miranovic en Millonarios. La dupla se encargó de destruir al club azul en el aspecto deportivo. Claro, es que un serbio puteando en su idioma natal a Bonner Mosquera y Boyacá gritándole “Achtung” al “Cabezón” Rodríguez en los entrenamientos enloquece a cualquiera.

Alguna vez dijo una de las frase más brillantes que haya espetado un entrenador promedio como él. Cuestionado por su malísima campaña en Santa Fe e interrogado por un periodista que buscaba que le explicara la poca confianza que jugadores, directivos e hinchas tenían hacia él, comentó en forma brillante: “Las cosas serían diferentes si en vez de ser Boyacá, mi nombre fuera Boyakoff. Todos me creerían”.

Por la maestra declaración fue sometido a mofas infames y hasta a insinuaciones tales como que Arturo negaba sus entrañables raíces.

Pero a pesar de su paso nebuloso por el fútbol, dejó un legado académico: Una encuesta realizada por la Universidad de Compostela entre varios inmigrantes colombianos dejó como resultado un gran aporte para la lengua española al encontrarse 10 sinónimos de la expresión “Arturo Boyacá”. Anodino, baladí, gris, tibio, mediano, módico, chisga, lánguido, deslucido, promedio, fueron las respuestas de los que integraron el muestreo..

21 opiniones en “Arturo Boyacá”

  1. Por que a un personaje como este le dieron de comer en MILLOS? por que en MILLOS ?por que ?por que ?por que ?…Que estamos pagando?…

  2. El profesor Arturo Boyacá es el candidato perfecto para sentarlo en aquellas reuniones sociales donde hay una mesa en la que solo se sientan los perdedores, porque nadie mas los determina, ni las mismas viejas feas, es mas, al resto de la gente le da pena que los vean hablando con un fulano de estos, es algo asi como un integrante de la mesa de los "losers".

  3. arturo "voy acá" debe ser el equivalente del negro marchetta, rodolfo motta o ricardo caruso lombardi en argentina…LES ENCANTA VENDER HUMO!

  4. Diablerìa y anapoima: es que eso es lo màs malo de Boyacá, que ni si quiera sabe vender humo como Maturana, Menotti o "El Negro" Marchetta a los que se les "reconoce" este plus. Callaaaaado y con cara de don nadie siempre…da grima. Puede que sea lagarto, pero nunca se cranea una buena frase o algo para convencer

  5. Fracasado, vendido, mal tecnico, alguien sabe si alguna vez estuvo entre los ocho primeros? o si no salio nunca de los puestos de abajo

  6. de todas esa frase acerca del apellido, demuestra la poca autoestima k tiene el hombre, asi con k pantalones va a dirigir equipos, eso ni dirigiendo el "boyakoff soccer club" el tipo cree k a uno lo hace es el apellido, k güeva, otra frase pa enmarcar cuando se haga la selección de "chascarrillos" del año.

Comentarios cerrados.