Ombligo con ombligo

http://haftpflichtversicherungg.com/

Si alguna marca de valeriana decidiera incursionar en el mercado su campaña de lanzamiento tiene que tener a Eduardo Pimentel como punta de lanza, de lo contrario estará condenada al fracaso.

Siempre inconforme y dispuesto a retar a la autoridad, son muchos, muchísimos, los episodios en que el país ha visto a Eduardo en sus tres facetas: jugador, técnico y directivo, cuestionando con finos modales una decisión arbitral.
Cansado, suponemos, de no ser tomado en serio y de que los árbitros incorporaran a su rutina en la cancha sus airados reclamos, Pimentel optó en la final de 1991 por nueva forma de expresar forma de expresar su sempiterno inconformismo y que además le servía para pasarse por la faja el reglamento. En efecto, en lugar de recurrir a la clásica «pechada» del árbitro (tipificada en el reglamento y castigada con varias fechas) Pimentel se las quiso dar de vivo y prefirió «ombliguear» al árbitro creyendo que se podría aprovechar del vacío legal que todavía hoy existe sobre el tema.
Para su desgracia el juez

no le comió cuento y después de un sutil barrigazo lo remató con una tarjeta roja. Es bueno saber que la ira de Pimentel que muestra el video no se debió a la roja, como si no estuviera ya acostumbrado, sino al fracaso de su nueva y efímera estrategia.

Si alguna marca de valeriana decidiera incursionar en el mercado su campaña de lanzamiento tiene que tener a Eduardo Pimentel como punta de lanza, de lo contrario estará condenada al fracaso.

Siempre inconforme y dispuesto a retar a la autoridad, son muchos, muchísimos, los episodios en que el país ha visto a Eduardo en sus tres facetas: jugador, técnico y directivo, cuestionando con finos modales una decisión arbitral.

Cansado, suponemos, de no ser tomado en serio y de que los árbitros incorporaran a su rutina en la cancha sus airados reclamos, Pimentel optó en la final de 1991 por una nueva forma de expresar su sempiterno inconformismo y que además le servía para pasarse por la faja el reglamento. En efecto, en lugar de recurrir a la clásica «pechada» del árbitro (tipificada en el reglamento y castigada con varias fechas) Pimentel se las quiso dar de vivo y prefirió «ombliguear» al árbitro creyendo que se podría aprovechar del vacío legal que todavía hoy existe sobre el tema.

Para su desgracia, el juez Luis J. Marín  no le comió cuento y después de un sutil barrigazo lo remató con una tarjeta roja. Es bueno saber que la ira de Pimentel que muestra el video no se debió a la roja, como si no estuviera ya acostumbrado, sino al fracaso de su nueva y efímera estrategia.

zp8497586rq
jfdghjhthit45

20 opiniones en “Ombligo con ombligo”

  1. Excelente post, don SCU, grande Pimentel, en la época en que el futbol era pa machos, que bueno ver la garra de asprilla, el Chonto, bermudez y Pimentel… que dan tristeza al lado de los Rodallega, Falcao, Mendoza y otors de estos tiempos….

  2. huyyy no me acuerdo claritico de este partido lo dieron por teleantioquia , era el cuadrangular final de 1991, donde quedo campeon nacional con una fecha de anticipacion, son ya 18 años como pasa el tiempo

  3. Es que en ese tiempo hasta para pasarse el reglamento por la faja eran ingeniosos. Aunque también hay que abonarles que «eche, ahora lo sancionan a uno por tó»

  4. Pimentel: genio y figura hasta la sepultura. Muy bueno el aporte gráfico con el «fútbol para chicos y grandes en Detrás del Balón».

  5. pimentel es un grande..irremplazable aun como dirigente hace de las suyas…de pelicula la forma como lo tuvo ke sacar el patron..esa no es solo pechiti con pechito..eso fue puro perreo al mejor estilo de la quemona

  6. Pimentel sos idolo¡¡ Garra, coraje y fuerza testicular dentro y fuera de la cancha¡¡ Ahora musicalmente el ombligo con ombligo es un exito de los Alfa 8??

  7. Que grande el futbol colombiano!! jajaja, Pimentel es lo mas grande ke hemos producido en estos predios baldios!!

  8. Yo no sé mucho de ese género de música, pero para tratar de responderle a YoSoyElCarlitos, creo que la canción original de donde salió el título de este artículo corresponde a King África, un cantante argentino. El mismo de Salta Salta Salta (o como se llame esa canción que luego todos alguna vez coreamos en el estadio).

    Y como suele pasar, los Tupamaros ‘hicieron’ su propia versión de dicho tema con un ritmo un poco más tropical y bailable.

  9. Antes de King Africa, la canción «Cachete, pechito y ombligo» fue grabada por Georgie Dann, rey de la cumbia villera antes de que a los de las barras bravas chibchas tal género musical les interesara por puro arrebato imitador.

  10. Pimentel ATARVANAZO… y yo llegué a pensar que su más grande innovación en el campo de las agresiones abitrales innecesarias era bajar en 15 segundos los 100 escalones que hay entre el palco del Independencia y la cancha para zarandear al Buitrago, Roldán o similares de turno; ni me lo imagino si el que pitara fuera un árbitro de la talla del de este partido: http://www.youtube.com/watch?v=xkAz5CT6apM

  11. A ver .. como quedaría dentro del reglamento arbitral el comportamiento tyipico de Pimentel dentro de la cancha:

    Sancionece con roja directa las siguientes actuacuones: Madreada lanzallamas con humo incluido, Escupitajo con alcance de 2 metros, patada voladora a la ingle con rozada de taches, Trompada directa al crucifijo de las chatas, etc.

  12. Pimentel megaiguazo, pero no se le niega su fuerza testilcular. Trivia: Qué comentarista le colocó «El bochica»? Premio: Pasaje ida y vuelta a Monserrta en compañia de Efrain y «bilardito» Pachón, con su respectivo tamal de mil.

  13. esas finales estaban calientes en todo sentido para esa época ,a Pimentel cuando saltaba a la cancha del Atanasio , «el paisita» Munera Eastman lo calentaba c on la tribuna: «…silbenlo , silbenlo , allá viene el 4…» y la gente se dejaba calentar y nacional atras también tenía sus pataduras que no eran ningúna perita en dulce:» coroncoro» Perea, Leonel , «chicho» Perez , «chicho» Serna, León Villa , Gildardo Gomez…

  14. si munera eastman el narrador en medellin lo odiaba a morir,cuando narraba no decia:la tiene pimentel si no ,la tiene el numero 4,lo ignoraba totalmente y le echaba todo el estadio encima,la gente le hacia caso a munera,hasta recuerdo un autogol que hiso pimentel jugando con america,munera lo narro como en 2 minutos lo grito y narro como nunca el autogol de pimentel

Comentarios cerrados.