Cuando Falcao integraba el once ideal Pony Malta

Foto: Gustavo Verbel.

Lejos estaban los tiempos de bromas tipo cámara escondida con su Ferrari estrellado y ausentes eran los mocasines de terciopelo con un tigre de hilos dorados estampados en el empeine. Tampoco el pelo tipo “planchita de iones” era una imagen común. Lo único similar entre ayer y hoy era que el Atlético Madrid estaba en la buena. En 1997 Falcao posó para las cámaras durante un torneo de aficionados hecho en Cartagena, donde lejos estaban los tiempos de tribunas modernas, Mundiales sub 20 y descensos. Los matorrales que estaban rodeando el estadio Pedro de Heredia estaban desocupados.

No había “Tigre”, ni estadio Jaime Morón. Eran tiempos en los que al muchachito de dientes salidos le decían “el hijo de Radamel García”. Apenas alcanzaba para la Pony Malta (y estampada en la camiseta).

zp8497586rq