Los Fatstreet Boys

Cortesía: @Pinocalad

Si uno mezcla bronceador coppertone 30, nopikex y publicidad de ropa, se puede dar un cuadro tal como este, en el que varios integrantes del Deportes Tolima modelo 2004-2005 se quitaron las vergüenzas naturales y decidieron hacer su palomita como modelos de catálogo.

Siguiendo el ejemplo de David “Calamity” James y David Beckham, modelos de Armani (no de Leandro, sí de la casa de alta costura) varios directivos de la casa de confecciones deportivas Sheffy se reunieron en un restaurante del Barrio San Bonifacio para pensar en la estrategia publicitaria correcta con la que debían promocionar sus nuevos productos.  Después de sentarse y esperar las viandas, el más joven directivo lanzó la primera idea

“¿Nos saldrá muy caro Óscar Bríñez como imagen oficial?” (Nota de la redacción: Óscar Bríñez, nacido en Chaparral, Tolima, fue uno de los más ignotos participantes de “Protagonistas de novela”, muy similar a Ronaldinho entre otras).

“¡Carísimo! Se supo cotizar el muchacho”, dijo un viejo zorro que presidía la mesa y que conocía a Bríñez desde la niñez.

Un publicista argentino apareció en escena y a pesar de que nadie lo había llamado, quiso meterle estilo a la reunión y dio una idea interesante:

“Che, queridos: si la solución está en sus manos”.

Todos al tiempo se miraron y soltaron el viudo de capaz que estaban engullendo. No entendían por qué el pescado que comían con las manos iba a solucionarles las cosas. El publicista argentino resopló y ordenó que siguieran comiendo mientras explicaba su expresión. Se refería a que la respuesta estaba muy cerca de ellos: en una mesa aledaña estaban departiendo los futbolistas profesionales del Tolima.

“Ellos son los pibes que deben poner a modelar. Háganme caso, ché. ¿O no recuerdan al Michi Sarmiento, a Andrés Pérez y al Pibe García? ¡La Pepsi que tomó la gente en Colombia gracias a ellos aún le reporta ganancias a la embotelladora!”

“¿Y usted cómo sabe eso?”, preguntó presuroso un dirigente que sin desatarse la corbata, la había guardado en el bolsillo de la camisa para que no se untara de sopa. El gaucho dijo, tocándose la barbilla.

-Yo sé eso porque fui el que inventé esa “campania”.

La siguiente escena encontró a Dumar Rueda, Diego Gómez, Gerardo Vallejo, Yulián Anchico, Daniel Briceño (el de mejores poses en la sesión) y Jorge Horacio Serna posando para los flashes –que no eran muy necesarios por el solazo incandescente- con un único propósito: realizar el catálogo Sheffy de ropa deportiva.

Pantalonetas a medio culo, boxers visibles y risas fueron el resultado de esta campaña, en la que entre otras, aunque las imágenes no las hemos podido encontrar todavía, Anchico posa con un overol, pero sin camiseta debajo.

Todavía desconocemos los resultados de ventas de Sheffy luego de esta particular iniciativa, pero curiosamente todo archivo que registró este extraño emprendimiento de marketing, desapareció por completo. Hoy recuperamos una de las pocas fotografías que quedaron.