Los deseos del Referendo Santafereño se hicieron realidad… 8 años después

Así es la democracia: qué le vamos a hacer. A veces hay que cuidarse mucho de lo que se desea porque cuando llega, tal vez sea decepcionante. Santa Fe en 2003, tras quedar eliminado de la fase final del torneo hizo un referendo entre sus fanáticos para que eligieran cuáles serían los refuerzos que les gustaría tener en su equipo y claro, para echar a aquellos que no merecían seguir vistiendo la camiseta roja. En el Libro del Bestiario del Balón la historia está contada, pero este testimonio encontrado por nuestra Unidad Investigativa ratifica lo peligroso que es echar una moneda -o un voto- a la fuente de los deseos: la señora que vio a su Santafecito lindo (toda una #marcabogota ese apodo) campeón en 1975 le pidió a la dirigencia que a su club arribaran Léider Preciado y Sergio Galván. Los deseos cojean pero llegan: con varios kilos y años de más, hoy el tumaqueño y el argentino juegan en Santa Fe. A la pobre señora le pasó lo mismo que al que votó por Samuel Moreno: está haciendo trámites para que le anulen el sufragio.