Si lo tiene, tráigalo

Clic en la imagen para ampliar

El «famoso Pelé» siempre ha mostrado una debilidad por las grandes corporaciones y sus chequeras generosas. La habilidad que mostró para gambetear rivales le ha faltado llegada la hora de enfrentar jugosas ofertas, como aquella que hace poco lo erigió como imagen oficial de un medicamento para la disfunción eréctil. Pero esta faceta de impulsador platino no la adquirió, como fácilmente se podría suponer, al colgar los guayos.

Desde que era jugador activo, «O Rei» ya  andaba cerrando tratos con empresas como Gillete, que en 1969 lo puso a invitar fanáticos colombianos al Mundial de México y a, literalmente, «torcer la jeta» para animarlos. No es este el momento para profundizar en su potencial salino, está claro. Aun así, sí queremos utilizar esta tribuna para saber en qué andan, qué ha pasado con los ganadores de esta promoción. Cuéntennos, con toda confianza y con beneficio de inventario, qué ha sido de ustedes. ¿Concretaron su proyecto de vida? ¿Conquistaron sus metas, formaron una familia, sembraron un árbol y escribieron un libro? ¿Han estado a salvo de los caprichos del destino y en sus hogares no ha faltado ni la salud ni el dinero ni el amor?¿Aquel viaje a México marcó, para bien, por supuesto, su paso por este mundo?