¿Quién no ha tenido 15 días malos?

Siempre hay que pensar eso cuando el año comienza. No todos los días serán esplendorosos y soleados. La vida está encargada de recordarnos que cuando hay mayor felicidad, podrá venir probablemente la peor racha. Testigo fue Iván Ramiro Córdoba que, muy joven, trataba de ganarse un puesto en San Lorenzo de Almagro para 1997. Su técnico era Alfio Basile y lo ubicaba en el campo como lateral por izquierda, sin que el paisa hiciera puchero alguno por la decisión.

Muy sumiso, Córdoba tuvo dos semanas que casi desembocan en su regreso al fútbol colombiano. Recibió tres expulsiones en dos semanas. En la liga local, lo echaron en un juego contra Gimnasia de Jujuy y en este contra Gimnasia y Esgrima La Plata. En medio de este sandwich disciplinario, Córdoba vio la roja también en un juego de Copa Mercosur frente a Racing.

Para completar, le pitaron un penal que no fue y en este partido contra Gimnasia La Plata su equipo ganaba 1-2 y terminó perdiendo 3-2.