Tres estadios 1A

En el video lo importante no es que el «Rambo» Sosa se haga un gol que deja a Caldas entre los ocho, ni que James Rodríguez papá marque un gol de tiro libre que le hizo comerse varias

cucharadas de arena al arquero del Sporting, Lisandro Bello. Tampoco es importante eso de que Alfonso Cañon hijo clave un golazo de tiro libre y que el arquero del Cúcuta William Mosquera dé volteretas como extra de vaquero acribillado en una película de John Wayne.

Lo verdaderamente valioso es ver tres colosos: el Romelio Martínez de Barranquilla en el juego Sporting-Tolima, el extinto Fernando Londoño y Londoño de Manizales, cuando estaba siendo demolido para darle paso al Palogrande y el Luis Duque Peña, ubicado en Girardot y hogar del Cúcuta Deportivo en 1990.

Nadie sabe si el Atlético de Madrid, en sus angustias económicas, tal vez hubiera jugado contra Sporting y Cúcuta hoy, en esos estadios.