Extra: ¿Patriotas legalmente no puede descender?

La salida de Miguel Prince y la llegada de Eduardo Julián Retat al banquillo del club fue apenas una cortina de humo para la estrategia pensada por los directivos del equipo para esquivar la posibilidad de perder su puesto en la primera división. La prueba reina, encontrada por nuestra Unidad Investigativa, es esta imagen del álbum del fútbol profesional colombiano 2012. En los archivos de la Dimayor está inscrito como «Patriotas Boyacá». Pero en una jugada jurídica digna de Abelardo De La Espriella, esta imagen habla del «Patriotas Bocayá».

Ese vacío jurídico -cree la dirigencia- será vital si el club se queda colgado en la búsqueda de puntos. El caso, en los tribunales de arbitrio deportivo se ha denominado como «la batalla de Bocayá». ¿Cuál sería la solución del entuerto? De acuerdo al historial de casos de este tipo, la propuesta sería aumentar la cantidad de equipos en la A e incluir a «Patriotas Bocayá» en primera división.

Se dice en los corredores que los dirigentes bocayenses estarían dispuestos a ceder varios planes de tiempo compartido en hoteles de Duitama y Sogamoso para aquellos directivos que, llegado el caso de un descenso patriota, apoyen la demanda del Patriotas Bocayá y que incluso hay altos hilos invisibles que desde ya están modificando la letra de la quinta estrofa del himno nacional. La original decía así:

De Boyacá en los campos
el genio de la gloria
con cada espiga un héroe
invicto coronó.
Soldados sin coraza
ganaron la victoria
su varonil aliento
de escudo les sirvió.

La versión modificada se cantaría así:

De Bocayá en los campos
Carpintero y Lazaga
Viáfara y su guante
invicto coronó.
Patriotas sin descenso
Comieron Pizza Nostra
su varonil aliento
de escudo les sirvió.

Estaremos atentos a cualquier novedad…