Jimi Hendrix

Como aquél mítico libro de semáforo titulado “Gacha está vivo”, esta historia nos retrotrae a esos personajes legendarios que lloró el mundo tras su fallecimiento, pero cuyo deceso nunca fue bien confirmado e incluso llegó a ser desmentido en varias ocasiones.

Cuando la psicodelia del rock hacía su aparición con Jefferson Airplane, The Doors y Iron Butterfly, Jimi Hendrix empezó a conmover al mundo por su virtuosismo al tocar la guitarra e incluso incendiarla con gasolina de zippo en infinidad de conciertos como el mítico Woodstock

Y las rotativas se detuvieron cuando el 18 de septiembre de 1970 el cuerpo de Hendrix era encontrado sin vida por una sobredosis de heroína en un hotel de Londres cuando se disponía a grabar su quinto álbum. Pero lo cierto fue que Hendrix estaba mamado de su vida de rock star y se voló de tantas fans y autógrafos por firmar y tomó un vuelo desde el aeropuerto de Heathrow hasta El Dorado. De allí tomó un bus que lo condujo a la señorial Riohacha, donde decidió establecerse para dedicarse a otras actividades.

Allí, en medio del sol picante, se puso a jugar en las calles con una pelota, para olvidar el tema de la guitarra y un ojeador del Cúcuta se lo llevó hacia la capital de Norte de Santander.


Acá, en un rato de esparcimiento en el Kokoriko-Tolima

Feliz por estar de incógnito se le dificultaron las cosas cuando tuvo que hablar para firmar su primer contrato con los motilones. Pensó en contar sus peripecias, su fama mundial y revelar la verdad en un balbuceante inglés. Pero se aterró cuando vio una bolsa de hormigas culonas (traídas por un bumangués amigo de la mesa directiva). Cuando el presidente del equipo se echó una bocanada de insectos dorados y los saboreaba como si fuera maná caído del cielo gritó como poseído “I want ants”.

El aguatero dijo de inmediato “regístrenlo con ese nombre que dijo…como Iguarán, y falseemos un par de papeles, pues parece de más edad de la que aparenta”.

Su carrera prosiguió en Tolima, Santa Fe, Millonarios y Junior, y un paso por el Táchira venezolano. Siguió firmando autógrafos, pero con el apellido “Iguarán” y siempre fue extraño que en las concentraciones de los equipos, tomara el tiple y en vez de tocar “El barcino”, interpretara “Hey Joe” o “Crosstown traffic”.
.

  • http://[email protected] Anónimo

    Hablando de la eliminatoria del 78 en la goleada que le meíó Brasil a la Selección. Como por el 2000 recuerdso haber visto una nota en TV de un jugador de nuestro plantel que se sentó en el balón en señal de impotencia ante el quinto o sexto de los cariocas. El man decía que esa sentada fue catalogada por la prensa como una vergüenza nacional ¿alguien sabe quién era ese jugador?

  • Juanefe

    Claro, el jugador que se sentó en el balón fue el samario Eduardo Emilio Vilarete (hace poco estuvo en la fiesta de los 60 años del Nal, parece embalsamado), si no estoy mal fue después del sexto gol, en la mitad de la cancha del Maracaná.

  • http://[email protected] Anónimo

    En la comparacion de aristinalgas con Iguaran, la diferencia es grande no solo en futbol se lo lleva el Guajiro, si no tambien en Humildad y conducta dentro de la cancha, es una gran persona, humilde, sencillo y con un carisma grande, hablo de Iguaran por si las moscas

  • http://tlp197 Anónimo

    Creo que esa publicación no la vieron. Así que solo quiero recordarles que Iguarán no es de Riohacha sino de Camarones.

  • http://[email protected] Anónimo

    Señores, POST DEL MILENIO….al solo ver el titulo Hendrix y ver la foto solte una carcajada que todo el mundo me voltio a mirar…..que Post…!!
    A Iguaran nunca lo vi, pero dicen que era excelente jugador de futbol.

  • http://[email protected] Anónimo

    Lo de Hendrix e Iguarán es una buena analogía y evidentemente, también lo he visto en el Ársenal haciéndose llamar Tierry Henry. Eso sí, no me gustó el escrito, pues hubiera podido dar para mucho más y contar las gestas del guajaro en la selección.

    Y por favor, ya acaben el resentimiento, pues listo, odian a la llamada rosca paisa y a Aristizabal, igualmente yo comparto que Aristizabal está muy por debajo de Iguarán, pero para hablar bien de uno (Iguarán) no hay que despotricar del otro(Aristizabal). Mejor dicho, como dijo alguien, déjemos esos comentarios para los foros de El Tiempo y aquí critiquen con argumentos.

  • http://[email protected] Anónimo

    Por cierto, ¿cuando se va a hacer un "pasaron de incognitos" entre Jorge Luis Bernal y Tirofijo?

    Sé que muchos no estarán de acuerdo, pero que son igualitos son igualitos.

  • siempreconusted

    Ujueta, Iguarán es de Riohacha, de Camarones es Yhonier Toro. Jeffrey es de Maicao.

  • http://[email protected] Anónimo

    Otra cosa YoSoyElCarlos: El que diga que a Iguarán le tocó una mala época del fútbol colombiano es que no se acuerda del fútbol colombiano de los ochenta y por supuesto, de la espectacular selección de la que formó parte desde el 87 hasta el 91 (él estuvo antes pero fue parte del gran equipo de finales de los 80 y comienzos de los 90 de Colombia).

  • http://monsergadelfutbol.blogspot.com/ Anónimo

    Claro, Adolfo, compañero, compañero (?), pero del 29 Junio del 1979 que fué la primera aparición del Guajiro en la selección Colombia hasta 1987, qué espectacular selección hubo?

    Lo que sí estoy de acuerdo es que sí, podemos caer en la comparación inútil con Arisitzabal. Yo critiqué al Aristi sin pensar que era paisa, pudo haber sido opita, samario, vallenato, boyacense o pastuso, me parecía el mismo tronco intrascendente (en la selección), o al menos, me parece que le tapó la oportunidad a muchos mejores que él. Pero, vuelvo a caer en comparaciones odiosas, me disculpo.

  • http://[email protected] Anónimo

    jajajja… me imagino a hendrix con un tiple, tocando voodoo child con los dientes en un billar de bogota o en un bar en la guajira y los viejos esperando un bambuco… que golazo ole. cuando sera que aparecera otro delantero como el hendrix…

  • http://[email protected] Anónimo

    Para el compañero Juanefe en Medallo, en primer lugar, envidia de la buena por tener leve contacto con SuperRene, yo lo mas lejos que he llegado es a darle la mano al Pitufo gracias a las gestiones de un compadre de por aca. Lo del pollo, que a el le parece divertido, era escena comun para los que estamos rondando el cuarto piso en lejanas epocas, donde la ida al Campin en familia (Snif!!) era uno mas de los programas domingueros, como lo era ir al Salitre, o a la Florida, o a Cine en la 7 con 24

  • Juanefe

    Amigo Scorpio1, a mí igual muchas veces en la tribuna oriental del Atanasio me tocó ver comer arroz con cédula, acompañado de papas y yucas sacadas de bolsa plástica y kokoriko. Me causó gracia fue ver al SuperRene encarnizado dándole muela a un entremuslo, hasta ganas me dieron de pedirle, pero me dio pena descompletarle el banquete. Grande René, todavía es ídolo y nunca se ha negado ni para una foto ni un autógrafo. Aquí, a veces, todavía es posible ir en familia al estadio, siempre y cuando el partido no sea caliente (DIM, América, Millos), obviamente no como era antes que las hinchadas se sentaban entreveradas.

  • http://[email protected] Anónimo

    el ultimo equipo en el que jugo el guajiro fue el cucuta en su ultima temporada antes de irse para esa larga interregionalizacion de el descenso , ya estaba en proceso de chatarrizacion el zambo , pero aun asi ponia a vibrar a las 100 personas que muy sagradamente ibamos a madriar a los pachon todos los miercoles y los dimingos en el torneo mas largo de la historia del futbol colombiano, claro esta qu el, mamao de ser el unico que vestia bien el uniforme , bultiaba y se acercaba 20 metros del area contraria, colgo los guayos faltando como 2 mese pa cabarse el torneo , y monto una venta de tostadas en el barrio ceiba II, que ya no esta bajo su direccion

  • Anónimo

    Grande Hendrix, Grande El Guájaro y Grande el Bestiario por este post.

  • cnarvaez

    …uno de los dioses del futbol colombiano, todo un profesional y metia miedo al equipo que enfrentaba!!!!

  • http://[email protected] Anónimo

    "Crosstown traffio" es tremenda canción". Y el guajaro era tremendo crack, se llevaba en pique en Suramérica al defensa que le pusieran por delante, le pegaba con ambas piernas, tremendo cabeceador. Y no se cagaba en ningún partido. Grande guajaro. Y no estoy seguro si el que decía lo de prender la moto era Sergio Ramírez o Marco Antonio Bustos.