El manoverguismo azul recibe adhesiones

Carlos Preciado la tiene clara. Si fuera por su talento, su éxito y continuidad en Millonarios estaría en duda. Visitante frecuente del Bestiario, Preciado, temeroso de no recibir llamado a negociar para renovar su contrato en diciembre, no dudó en coquetearle a la logia de los manoverguistas con este gesto que nuestra unidad investigativa detectó el pasado miércoles en el partido en Tunja contra Chicó. Sabe que una vez admitido en la logia, superados los ritos de iniciación su atornillada al cargo de volante embajador vendrá por añadidura. Tiene a la mano el caso Marcio, delantero azul por más de un lustro. Y el de Harry Castillo, que debutó en 1992, fue hasta Corea, volvió y al regresar 13 años le tenían bien guardado su puesto. Su ingreso tendrá que tener el vistobueno de los ancianos de la tribu, entre ellos, Rafael Robayo:

El misterio del manoverguismo azul

Esta vez la unidad investigativa no respondió a las expectativas. Mató el tigre y se asustó con el cuero. Las fuentes fallaron. Los expertos también. Nadie se atreve a explicarlo pero ahí está, lo pueden ver: es una extraña tradición, un lúbrico ritual, que, como lo muestran ambas imágenes, obliga al jugador de Millonarios ubicado en la mitad de la fila inferior de la formación a aparecer en la foto agarrando su miembro con la mano derecha.

Los cumpleaños de los futbolistas antes de Twitter

El mundo de hoy vive obsesionado por el éxito, la sensualidad y los aniversarios. La avalancha de nuevos medios y redes ha dado pie a una insaciable búsqueda de onomásticos. Así, cuando se esperaba que Internet trajera progreso, herramientas para que cualquiera de sus usuarios se graduara de ciudadano digital con destrezas suficientes para mejorar su vida y la de su familia, la realidad es que actualmente la red de redes sirve sobre todo para recordarnos que hoy hace 45 años vio la luz “el Watusi” Lozano o que hace 14 años Tuluá y Envigado empataron 0-0.

Una orinada y un chorrero de preguntas

La llegada a Barranquilla de esta selección Camerún desprovista de sus principales figuras, como es tradición cuando un seleccionado extranjero pisa territorio nacional con fines amistosos, ha sido un bálsamo para esta redacción.

De entrada nos hizo recordara a ese combinado de jóvenes nigerianos de diversas profesiones que en 1994 vinieron a emular a sus ídolos fútbolistas y vestidos de verde sirvieron de artesanal sparring a la selección Colombia que semanas después terminaría olaverdeada en Los Ángeles. Luego nos pusimos a recopilar datos sobre los oficios y negocios de cada uno de estos aventureros, para lo que emprendimos un seguimiento de prensa que incluyó, desde luego, a Noticias Uno.

La prueba concluyente de los nexos Nacional-Millonarios

Mucho se ha hablado en los últimos días sobre posible nexos no conocidos y perturbadores entre verdes y azules. Como lo nuestro no es el rumor, le pedimos a un escuadrón top de nuestra unidad investigativa que indagara. Y el primer hallazgo es revelador: el manoverguismo, práctica tan de la entraña azul como dejarse complicar los partidos en el Campín contra el Huila ya está instalada en las filas verdes. De ahí para adelante, aseguró nuestro sabueso, “todo es posible, no nos va a sorprender nada”.

El factor X de Daniel Tílger

Hizo lo que quiso. Se puso cuantas camisetas pudo, jugó al urólogo en plena cancha y ante miles de aficionados, supo lo que era celebrar goles vestido de azul, verde rojo, aurinegro, verdeamarelo y rojiblanco, entre muchas otras combinaciones. Sólo le faltó de amarillo de selección y eso porque le dio pereza hacer fila en la 100 para apostillar los papeles que le pedían.