Santa Fe-Adidas 1996 (Actualización)

Corría el primer semestre de 1996 cuando en el cuadrangular de los eliminados del octogonal que otorgaba al ganador un cupo para la Conmebol, Santa Fe sorprendió cambiando su tradicional atuendo Saeta “always active” por uno de la marca de las tres rayas.

SantaFeAdidasAguila
Camiseta blanca con “cuello de (chino) Águila” rojo y vivos negros.

Las grandes innovaciones no se notaron tanto en el uniforme principal como en el alternativo: el que vemos en la primera  foto y este tipo “cuello de aguila” que generó escozor entre los más puristas de los santafereños. Una novedad adicional: el apellido de los jugadores estampado en la espalda.

AdidasVillamizar
Camiseta Adidas No. 17 perteneciente a Robert Villamizar y utilizada en el primer semestre de 1996. Cortesía Museo Robert Villamizar.

Como suele ser la constante en las incursiones de la marca alemana en nuestro rentado, el matrimonio con los rojos terminó pocas semanas después, tal y como le ocurriría, por esa misma época,  a esta marca con América y Millonarios. Para el segundo semestre de 1996, Santa Fe volvería a lucir los diseños “international” de Saeta. ..

AdidasSantaFeTodas

Imágenes cortesía de @LaPieldeSantaFe

zp8497586rq

Millonarios blanco percudido-2001

MillosGris2001Def

Durante décadas el diseño deportivo en Colombia fue más bien pacato. O había temor a innovar o simplemente a ningún diseñador se le habían conectado las neuronas que le permitirían salirse del repertorio cromático tradicional de los equipos. De ahí lo meritorio de esta camiseta alterna de Millonarios, perteneciente a su ajuar 2001. Fue la primera vez que se le vio a dicho equipo un color al menos ligeramente distinto a su azul o a su blanco tradicional. Se trata de un gris inspirado en los puños y mangas de camisas blancas.

Aunque algunos sostienen que fue la misma que se utilizó en la final de la Merconorte, pero aquella era 100 por ciento blanca. Esta, la percudida, sólo se utilizó en un partido en Bucaramanga contra el Atlético y provocó la ira santa de Iván Mejía por irrespetar la tradición. Ira también produjo en mamás despistadas de hinchas que dedicaron una tarde, todos sus brazos y cuatro barras de jabón Rey al estéril proyecto de sacarle el mugre.

zp8497586rq

Eddy Villarraga-Nike, selección Estados Unidos

Reinicia la temporada regular del Bestiario con los temas que más nos apasionan y que nos han permitido en el seno de nuestra redacción montar rigurosas líneas de investigación a cargo de auténticos especialistas en cada uno de estos campos. Una de ellas como ustedes bien saben es la de los arqueros línea anarcos, que son todos aquellos que han hecho valer su derecho al libre desarrollo de la personalidad logrando la singularidad en el vestir.

Hoy por fin podemos documentar a uno de los brotes de rebeldía que abrieron el camino, que le dijo a los que vinieron después, “sí es posible, vence los prejuicios, ignora al utilero y sigue tu propio camino”. Fue el de Eddy Villarraga en la Copa Libertadores de 1997 cuando saltó a la cancha en un par de partidos ataviado con un buzo amarillo Nike de la selección de Estados Unidos.

No sabemos bien su origen, pero nos gusta imaginarnos a alguna tía del arquero que con algún amigo que viajaba le mandó a su sobrino preferido el regalo con la única condición de que lo usara cuando fuera a salir en TV, pero sobre todo, “que no lo fuera a ensuciar porque después de la primera lavada lo más seguro es que encogiera”.

Y cumplió el buen Eddy Uriel. Tan cuidadoso fue que por ahorrarse un par de estiradas que habrían supuesto sendas manchas de pasto y cal terminó en la banca viendo despachar en el arco azul a Luis Fernando Sánchez, quien a su manera se inscribió en la misma escuela cortesía de un buzo Nanque, autónomo del resto de la indumentaria Saeta-Wala.

zp8497586rq

Colombia Aceite Z 1989

Según nuestros registros -y si nos equivocamos favor corregir- esta fue la primera selección Colombia en lucir un logo de una marca en su camiseta. Eran épocas en las que la Federación compraba uniformes y ponía el gorrito para juntar pa’l pasaje de los muchachos. Tiempos previos a esta era del emprendimiento, la prehistoria de la responsabilidad social y de la tricolor como vitrina para su empresa.

El caso es que algún adelantado en el seno de la Federación consiguió que Z, la popular marca de aceite de cocina, patrocinara la selección prejuvenil (así se llamaba entonces a la sub17)  de Dulio Miranda que disputó el Mundial de la categoría en Escocia. Era un equipo de fuerte raigambre caribeña con Henry “el Ferry” Zambrano (foto), Víctor “el capo del Revertrex” Pacheco y Oswaldo “Nene” Mackenzie  como sus principales figuras. Destacaban también Modesto Gaibao, Enrique “el Llanero” Braidy, Leonidas de la Hoz y Alfredo Nieto.

En lo comercial, la estrategia fue con todos los fierros e incluyó este comercial:

En lo deportivo, se empató con Ghana en el debut para luego perder con Portugal y la siempre indescifrable Arabia Saudita. Y aunque no hubo comisión de la verdad, ni se usaba en esa época de informes presentados en letra Comic Sans 18 y a doble espacio por el DT, fuentes que se negaron sistemáticamente a revelar su nombre nos aseguran que mucho tuvo que ver en el regular desempeño de Pachequito and friends la exigencia del patrocinador de proporcionar una cucharada sopera de su producto a los titulares y media a los suplentes cinco minutos antes de cada partido como “revulsivo para potencializar su desempeño”.

Foto: ceruizg

Farid Mondragón Adidas personalizado 2012

Otra vez los arqueros ejerciendo su derecho al libre desarrollo de la personalidad. Como ya lo hemos hecho notar en este espacio, quizás por ser los únicos que pueden coger el balón con las manos y además con derecho a vestirse diferente, sus personalidades son un universo aparte y casi siempre bastante complejo. A diferencia del de, diga usted, un central o un volante de marca, el niño interior de un guardameta pocas veces se resigna a ser uno más en el jardín zen emocional del equipo.

El episodio más reciente corre por cuenta de Farid Mondragón a quien se le ha visto con un uniforme Adidas que nada tiene que ver con la indumentaria Mitre del resto de sus compañeros. Pero la chispa de originalidad no para ahí. Tiene además un sutil patrocinio de un almacén de ropa deportiva a la altura de los hombros ausente en las camisetas de los demás jugadores.

Caso de emprendimiento o postura firme contra una alienación que asfixia una personalidad única e irrepetible, es un hecho -según nos confirma nuestra fuente en la Dimayor- que a los demás arqueros del FPC les prohibieron ver jugadas de riesgo en predios del Cali para evitar que el ejemplo de este mayor cunda.

Daniel Tílger, homenaje a un precursor

TilgerNorberto

Hace relativamente poco el plantel profesional de Millonarios decidió que visitar el salón de belleza del afamado estilista Norberto era una buena alternativa como actividad lúdico-estética-cultural. Las imágenes de los dirigido por Vanemerak estudiando alternativas para hacerse la permanente mientras otros se decidían por los rayitos al tiempo que disfrutaban de un pedicure escandalizaron a los más puristas, a esos hinchas enchapados a la antigua para quienes la estética en el fútbol sólo tiene cabida a la hora de despuntarse el bigote.

El caso fue que la incursión en predios tradicionalmente hostiles fue asumida como un hecho sin precedentes. Los más librepensadores reconocieron el valor de este puñado de muchachos que habían dejado atrás prejuicios para darle bandera verde a otras dimensiones de su ser. Pero no sabían quienes esto aplaudían que en 1991, diecisiete años antes, Daniel Tílger, como lo demuestra esta foto, ya cargaba en su billetera camuflada de velcro una tarjetica de cliente frecuente de este mismo salón de belleza, con un agujero hecho con perforadora por cada visita a renovar la vitalidad de sus rayitos tipo peluquín.

 

Selección Colombia D’León 1988

La camiseta de la selección estuvo muy alcance de la industria nacional en los ochenta antes del contrato firmado con Umbro en 1993. Casi todas las casas de ropa deportiva criollas tuvieron su palomita. Y entre ellas una antioqueña que tuvo su auge a finales de los ochenta vistiendo a los equipos paisas y como sastre oficial de René Higuita: D’León, marca que seguramente en su misión incluía algo así como “seremos el león que devore al puma”. Finalmente esto no ocurrió, no tenemos noticias de su supervivencia. Le quedó, eso sí, el honor de haber estado en más de una convocatoria.

 

Recuerdo Olímpico: la Selección Colombia “huevos pericos”

Agradecimientos a Alejandro Castiblanco

De acuerdo a los corresponsales colombianos que estuvieron en Barcelona, para los Juegos Olímpicos de 1992, nunca hubo una Selección Colombia mejor alimentada que la que resultó subcampeona del torneo preolímpico en 1992. Comían día y noche en la barra dispuesta en la concentración. Ese hecho y la indisciplina de algunos de sus integrantes se pagó carísimo. Usando un uniforme color “huevo perico” -apenas para homenajear las pantagruélicas ingestas alimenticias- la Selección Colombia fue humillada 4-0 por España. El consuelo tras el final de los Olímpicos fue el mismo de siempre: “hay que decir que los que nos golearon fueron los campeones”.

Chicó FC Prostatrón Fila 2001

ChicoProstatron

De los productos exóticos que se han asomado por las camisetas de nuestro FPC este: el prostatrón, aparato entonces considerado milagroso para evitar la obstrucción de la vejiga por el crecimiento acelerado de la próstata en el caballero.

El caso es que el importador oficial de este dispositivo decidió sumarse al proyecto que entonces todavía compartía Eduardo Pimentel con los hermanos Caicedo. Fue la primera temporada del Chicó en la B y estuvo cerca de ascender (clasificó al cuadrangular final). Llegó lejos con una nómina compuesta por jugadores de pasado reciente azul como Freddy León, Raúl Ramírez Gacha, Álvaro Aponte y Néstor Villarreal. Falta por establecer si la avanzada edad de algunos de ellos los hacía también usuarios del revolucionario invento y, esperemos que no, si algún tipo de convenio para desarrollo de pruebas piloto fue suscrito entre Prostatrón Inc. y el entonces Chicó F.C.

El aparato de marras

Dos detalles más: la marca, Fila, de paso fugaz por estos pagos y algo exótico en una época en la que por la primera B sólo veían diseños de Torino, Comba, FSS, Piola y similares. Por último, el tributo que el equipo le hizo a sus orígenes en el último clásico regional contra Patriotas luciendo estos mismos colores.

Foto: @andrewfpb

Serie rosa

Lo sentimos, no hay encuestas disponibles por el momento.