Category: Aunque usted no lo crea

Primicia: Real Academia admite verbo "Wasonear"

comentarios Comentarios desactivados
Por , 25 enero 2013 10:04 pm

¿Perdido? Clic aquí, y aquí, y aquí.

zp8497586rq

Postales de fútbol y emprendimiento

Por , 12 noviembre 2012 3:13 pm

no images were found

Clic sobre cualquiera de las imágenes para ver galería.

Todo el mundo sabe que Millonarios en los 80 estuvo en manos de quien hoy calificaría como un “polémico emprendedor”. Lo que hasta ahora poco se había ventilado es que tal espíritu contagió al resto del plantel. Y no. No malpiensen. Aquí no hay contabilidades paralelas, cuentas en las Islas Caymán ni dedos de guantes de cirugía involucrados.  Dicho ánimo se concretó, por fortuna, en pequeños negocios que varios de los integrantes del plantel echaron a andar en tiempos en los que todavía no se hablaba de PYMES.

Desde jugueterías hasta panaderías, muchos de los jugadores azules de entonces dividían su tiempo entre los entrenamientos y la sumadora, entre los viajes y las concentraciones y las filas para pagar impuesto de avisos y tableros.  Eran, nunca mejor dicho, verdaderos “futbolistas y empresarios”, inspiración, sin duda, de las actuales “modelos y empresarias”.

zp8497586rq

El papá de todos los videos de Eduardo Pimentel

Por , 5 noviembre 2012 1:39 pm

Incluso más que el fútbol, los videos son la gran pasión de Eduardo Pimentel. Y en todas sus expresiones. Desde la tangible hasta la figurada. En cuanto a la primera, en sus años mozos se convirtió en el zar del Beta bogotano gracias a Batiamax I, su negocio de alquiler. Tiempo después, aprovechó su manía de grabar, en video, todos los partidos del Chicó para debutar como presentador de un programa en Canal Uno dedicado exclusivamente a analizar los errores de los de negro que perjudicaban a su equipo. Esto nos lleva a  la segunda, que tiene que ver sus bien conocidas maquinaciones, a veces fabulaciones, sobre conspiraciones, sociedades secretas y todo tipo de fuerzas que conspiran en su contra.

Consciente de esto, a Eduardo le asaltó una preocupación -es decir, se metió un video más- por allá a finales de 1988. Duró noches en vela preguntándose: ¿será que por andar en tantos videos me quedaré sin amigos? Precavido, quiso mandarle un mensaje contundente a sus carnales y esa es la razón que explica este aviso publicado en la Revista Millos.

zp8497586rq

El fantasma del descenso se espanta con tropipop

Por , 1 noviembre 2012 8:33 am

Los gustos son algo muy personal y en tal sentido hay que respetarlos tanto como las fobias. No obstante, hay situaciones extremas en que la presión obliga a indagar por los flancos más débiles de nuestros enemigos para aprovecharlos en nuestro favor.

Eso hicieron los jugadores del Cúcuta Deportivo que, aterrados ante la perspectiva de regresar a ese infierno de flotas con aire acondicionado dañado, El Rey León en loop al infinito reproduciéndose en la pantalla  sin sonido  y paradores rojos con baños fuera de servicio que es la primera B, contrataron a una agencia de detectives privados para que le hiciera seguimiento a su némesis de turno: el fantasma del descenso.

La tarea encomendada pronto rindió frutos. En una reunión ultrasecreta celebrada en los bajos del estadio Santiago de las Atalayas el truquini de turno informó: “les tengo par datos, pero como la cosa es urgente, ténganse de este: el tipo detesta, odia, pero con odio jarocho el tropipop, ahí les dejo ese trompo en la uña”.

Comprometidos con la causa como estaban, los integrantes del plantel entendieron el mensaje y se pusieron manos a la obra. Contrataron un grupo élite del conservatorio de Yopal (con dos refuerzos importados de Cúcuta) y entre todos lograron que Sebastián Botero en cosa de días se metiera -hipnoterapia incluida- el curso “Guitarra para todos” mientras que hubo consenso en torno a que la voz del Kinesiologo Diego Peñaloza -dos galones de propoleo después- era la más armoniosa del plantel. La letra, a juzgar por su regular métrica, se le atribuye a Juanes.

Y así nació esta sincera pieza que no sólo ha cumplido con su misión original (hoy es muy difícil que el Cúcuta pierda la categoría) sino que ha puesto a sus intérpretes por la misma senda de otros que ya combinaron guayos y acordes como el recordado “Gamo” Estrada y, en particular, todos los que en diferentes momentos tuvieron que ver con el proyecto balompédicometalerotropical  liderado por Leonel Álvarez y bautizado “The Lion’s Agony“.

Momento exacto en el que el señor Fantasma del descenso escucha el tropipop del Cúcuta. Exclusivo Bestiario del balón, prohibida su reproducción total o parcial.

Hallazgo de @sebmunera.

Hugo Gatti y la prueba reina del plan “Venga a Cali, tape en el Cali”

Por , 30 octubre 2012 10:07 pm

Como ya es de conocimiento de nuestros lectores, desde hace varias décadas existe en el portafolio de las agencias de viajes del Sur del continente un plan hecho a la medida de los arqueros. Se llama, para los que recién llegan a sintonía, “Venga a Cali, tape en el Cali” y esta concebido para goleros que tras varios años de desgaste en concentraciones, situaciones de extrema presión, definiciones constantes desde los doce pasos con todo el desgaste físico-mental que esto implica, entrenamientos a doble jornada y demás arandelas de este ingrato oficio quieran darse una pausa, doblarle el pescuezo al super yo, dejar asomar a su niño interior y en un paradisíaco escenario como el que solo la capital del Valle puede aportar, recargar energías al tiempo que eventualmente en sus ratos libres tienen la oportunidad de pararse bajo los tres palos del arco del Deportivo Cali, eso sí, sin ningún compromiso.

Dicen los que lo han tomado -y que no se cansan de recomendarlo en el voz a voz cotidiano- que el paquete  incluye también paseo de olla en Pance, valera para diez noches en Juanchito con tertulia al terminar en el lenguaje de los cuerpos, foto autografiada con el mono churuco del Zoológico y, más recientemente, la opción de manejar un articulado del MIO con acceso ilimitado al pito.

Pues bien, para quienes dudan de que tal alternativa vacacional existe, les tenemos la prueba reina. Para comienzos de 1980 la revista El Gráfico entrevistó al legendario cuidapalos Hugo Gatti quien insinuó que tal vez su ciclo en Boca podría ya estar cerca de cumplirse. Ante esto el periodista le preguntó: ¿Adónde querés irte?, a lo que el “Loco” ripostó: “Al Deportivo Cali. Allá siempre hay sol, buen clima, un lindo hotel. Lo hablé con Nacha y ella está de acuerdo (habían cotizado el familiar)”.

Pese a la expresa voluntad del cliente, por razones que desconocemos finalmente no hubo acuerdo con la agencia. Gatti, obstinado,  pero ante todo loco y soñador, no dejó morir la ilusión. Años después, cuando ya estaba en el último de sus muchos últimos años cumplió el sueño pero muy a medias. Vino a Cali, sí. A tapar, sí, pero no con el Cali, sino con el América en el partido de despedida de Willington Ortíz. Peor es nada.

Con la colaboración de Enunabaldosa.

 

Papi: ¿Los futbolistas también se disfrazan?

Por , 27 octubre 2012 9:42 pm

La vida del hincha está llena de grandes preguntas: ¿qué pasaría si mi equipo desciende? ¿Qué se sentirá ser hincha de X equipo? ¿Por qué si vamos perdiendo y falta un puto minuto les dio por cobrar ese malparido tiro de esquina en corto? Y entre todas estas, ¿qué harán los futbolistas en Halloween?

Sobre esta última no hay, seamos francos mayor información. Uno creería que así como un oficinista aprovecha la fecha para disfrazarse de futbolista, estos a su vez dan rienda suelta a oscuras represiones y salen a la calle ataviados con pantalones de pana, mochilas arhuacas, gafas de marco grueso, sacos con parches en los codos y cualquier otra suerte de prendas y accesorios en las antípodas de su profesión.

Pero no. No parece ser así por lo menos si nos atenemos a este hallazgo que prueba como los  jugadores de la selección que disputó las eliminatorias a Francia 1998 decidieron que, como ya tenían el uniforme y además les salía gratis, lo más práctico era conseguirse una de millones de pelucas del Pibe que permanecían en el sótano de la Federación y de todos y cada uno de los estadios del país, ponérsela y salir a pedir dulces con sus amiguitos en las inmediaciones de la concentración aprovechando, por cierto, que ya no estaba Valenciano que al primer descuido se los empacaba todos.

Identifícalos y gánate una copia del libro -inédito- “Mis primeros 80 años” de Víctor Danilo Pacheco.

Especiales del Bestiario: las selecciones fantasma de 1996 y 1997

Por , 22 octubre 2012 12:16 pm

El reciente episodio paranormal que protagonizó James Rodríguez puso de moda el elemento fantasma en nuestro fútbol. Al del descenso, al de la promoción y al de las lesiones, tal vez los tres más reconocidos, se sumó uno que andaba traspapelado tanto en los archivos como en la memoria del hincha y que por tratarse de un episodio cómico-deportivo-dirigencial sabemos que nos corresponde a nosotros hacer cumplir el sagrado derecho a la verdad que a todos nos asiste.

Para finales de 1996 Colombia lideraba la eliminatoria a Francia 1998.  La olaverdeada de Estados Unidos parecía, solo parecía, haber quedado atrás y la malsana euforia tricolor comenzaba a hacer de las suyas alimentada en parte por el siempre confiable ranking Fifa que nos tenía en un halagador séptimo lugar. En esas estaban cuando Efraín Pachón llegó a las oficinas del ente federativo con el cuento de que se había conseguido dos partidos en Asia para noviembre y que pagaban 40.000 dolaracos por cada uno. Los rivales serían Tailandia y Corea.

Aplicando la criollísima máxima de que “plata sí hay, lo que toca es agarrarla”, inmediatamente se dio vía libre al emprendimiento. No obstante, el sonido de la registradora mental les impidió oír a quienes advirtieron que la gira se cruzaba con el partido en La Paz por la sexta fecha de la serie previa al Mundial. Una vez cayeron en cuenta no se asustaron. Recordemos que el arte de aplazar partidos de fútbol ocupa renglón privilegiado en la lista de expresiones de nuestro patrimonio inmaterial, de ahí que, confiados, los “popes” de la Federación llamaron a Pachón

-“Hermanolo, si sos bien despalomao vos, eh, no te diste cuenta que la vueltica donde los turcos, ¿los turcos? eehh jajajajaj, donde las geizas, ¿sí son geizas? ¿geishas? ¿ya las cuadraste? ¿cuántas nos tenes por beneficiario? JAJAJAJAJA, bueno, esa vueltica se nos cruza con el partido en La Paz, decíles que les caemos más tarde, que estamos demorados, que los picaditos los jugamos una semanita después. Vení, vení, traete limoncito, brindá por eso”

Pero no contaban, y Pachón no les había dicho según informó en su momento Semana, que el margen de folclor admitido en esta transacción era mínimo. En el medio había nada menos que un agente Fifa que de entrada les advirtió que cualquier incumplimiento se  les iría hondo y hondo era sanción de 200 millones de la época y, lo más grave para estos récordmen de la viaticación, uno o dos años sin amistosos para la selección, hecho que obligaría a clausurar el Orange Bowl y a dejar sin trabajo durante 24 meses a la selección de Honduras que, sin duda,  alcanzó a alistar demanda.

Tan oscuro panorama hizo que cundiera el pánico. Pero nunca más de lo debido, pues los entonces dirigentes eran tan emprendedores como recursivos. Esto permitió que uno de ellos sugiriera: “Aahh, mameyhermaaaano, mandamos a cualquier rejuntao y qué, qué van a saber que no son los que son, y si joden pues llevamos pelucas del Pibehermano, ¿vos guardaste alguna? y se  la ponemos a cualquiera de estos y sale, es más, pintá con marcador otras dos de negro y se las clavamos a dos pelaos y decimos que uno es René, otro Leonel, ¿vos crees  de verdad que esos turcos se la pillan? naaaaaaaahhhh qué vaaaaa, si lo importante es que vaya la titular del comité, a encender a taponazos a esas geyzas, ¿sí son geyzas? ¿gaishas?, bueno, golfas en todo caso, JAJAJAJAJAJ”

Y así fue. Mientras la titular de la selección regresaba de empatar con Bolivia, la titular del Comité Directivo de la Fedefútbol atravesaba el pacífico ansiosos por dejar lo mejor de sí en los diversos escenarios de la noche tailandesa, para lo cual, precavidos, habían prestado sendos kimonos en sus Foto Japón más cercanos “para usar ¡sin nada debajo! JAJAJAJAJA”. En el mismo avión, por cierto,  iban 18 jóvenes incautos que había logrado reunir Javier Álvarez, superando las reticencias de sus padres quienes no entendían a qué selección se los llevaban si la de verdad estaba en Bolivia. “Mijo, en cualquier caso, prométame que por  nada del mundo va a soltar el pasaporte”, le advirtieron a más de uno.

El pánico escénico pronto pasó factura. El primer partido terminó con derrota 3-1 contra la siempre complicada selección tailandesa, mientras que en el segundo fueron cuatro los que nos empacaron los coreanos, frente a un solitario descuento de nuestra parte obra de Juan Guillermo Villa  extra escogido para jugar con la falsa cabellera de Leonel Álvarez. Versiones sin confirmar señalan que en el tercer tiempo, a cargo de la plana dirigencial, maratonistas etílicos y todos con doctorado en filología del lenguaje de los cuerpos además de gratas revelaciones  en la  siempre difícil prueba del masaje tailandés, se pudo remontar apenas simbólicamente marcador.

Peluca utilizada por Juan Guillermo Villa para emular cabellera de Leonel Álvarez hoy propiedad del Museo Nacional.

Así formaron contra Corea: Darío Aguirre; Diego Alzate, Rafael Vásquez, Osman López, Brahaman Sinisterra; Alexánder Orrego, Rubén Darío Velásquez -que para entonces no había debutado como profesional-, Ancizar Valencia, Jhon M. Ramírez; Wálter Escobar y Hugo Gallo. Entraron Ricardo “Gato” Pérez por Gallo (14 ST), Juan Guillermo Villa por Jhon Mario Ramírez (18 ST) y Misil “Soy jugador de selección, los clubes son poca cosa para mi”  Restrepo por Velásquez (26 ST).

Nadie, por supuesto, iba a tener la lucidez de interpretar lo ocurrido como una señal, nadie iba a sugerir que los siete goles en dos partidos que le hicieron a Javier Álvarez en su falso debut como DT nacional bien podían ser un signo de los tiempos, un augurio de tiempos peores que se aproximaban como en efecto ocurrió.

Consumada la debacle deportiva, quedaba el desquite en Western Union. Confiados en que los 80.000 dolaracos estarían esperándolos a su regreso, volvió la delegación solo para encontrarse que  el girito estaba embolatado. Y entonces los reproches: “Hermano, ¿vos estás seguro que les diste bien la cédula?¿Vos ya revisaste en monigrán, en güesteriunion?, Preguntá en adpostal, quien quita, ¿tenés moden? metete a interné a ver si aparece ahí.” Aahhhh berrionda vida… ¿Será que a estos vergajos les dio por pitufear y van a mandar el billete pedaceado?

Modelo de nuestra agencia posa con uno de los kimonos para usar “sin nada debajo” facilitados por Foto Japón y utilizados en la gira.

La plata se embolató, cosa que dejó al Comité descuadrado al punto que, para cubrir ese hueco, para pagar la fisioterapia de recuperación activa post masaje tailandés no tuvieron reparo en embarcarse en otra aventura similar un año después. De nuevo, un amistoso metido entre dos fechas de eliminatoria.

Pero esta vez el escenario era más cercano, Nueva York,  lo que limitaba el margen de acción y los hacía más propensos al escrutinio. De ahí que optaran por una escuadra incluyente. Los adultos mayores tuvieron su cuota: Jairo Ampudia, así como los niños y niñas de Colombia gracias al llamado de Giovanni Hernández . Ambos tuvieron su oportunidad en el segundo tiempo. Ampudia, no hizo otra cosa que posar para un fotógrafo personal que contrató -faltaba más- para registrar cada segundo de este momento Kodak de su ya declinante trayectoria.

Aprovecharon también para llevar a los originales  René y Leonel con la siempre taquillera excusa de hacerles un homenaje, además de un titular de la escuadra auténtica como Harold Lozano Lesionado (su segundo apellido).

El encargado ahora de dirigir sería  Juan José Peláez, escogido entonces por ser el asistente de Hernán, pero sobre todo por su  bigote al que sendas gotas de camomila en pleno vuelo le darían el mismo tono del de su jefe. Esto, sumado a otras gotas, pero estas de limón para aclarar temporalmente sus ojos, aniquilarían cualquier duda que pudieran tener los empresarios sobre la verdadera identidad del DT.

Decíamos que la nómina estuvo marcada por la inclusión. Fue una de esas  “mezclas de juventud y experiencia” que tanto gustan por estos lares. Saltaron a la cancha René Higuita, Flaminio Rivas, “Chaca” Palacios, Alexis Mendoza y John Wilmar “Pelusa” Pérez; Leonel Álvarez, Hárold Lozano, Jhon Mario Ramírez, Arley Betancourt, Ricardo “Gato” Pérez y Luis “la Puya” Zuleta.  Ampudia y Hernández entraron en el segundo tiempo, mientras que Óscar Fernando Cortés fue el último en tener su “palomita”. El marcador final, en línea con el ánimo del encuentro, fue un fraternal 2-2.

Como siempre, no sobra recordar que aprender de los errores no ocupa renglón alguno en la lista de virtudes de los colombianos, de ahí que es altamente probable que pronto volvamos a tener selecciones fantasmas. La próxima tendrá la ineludible misión de incluir al gran marginado de las dos anteriores, borrado aun pese a su condición de integrante natural de cualquier convocatoria del tercer tipo: el “Fantasma” Ballesteros.

El abrazo del oso refisal

Por , 21 octubre 2012 2:00 pm

Sin hacer méritos para, diga usted, un apartaestudio en el parnaso de los más grandes del fútbol colombiano de todos los tiempos, el buen Alonso “Pocillo” López alcanzó a ganarse una pieza en el corazón de los hinchas azules, por cuenta de sus catorce años de servicio ininterrumpido  en la banda izquierda de Millonarios, aportes que le permitieron tenerla escriturada durante todo este tiempo.  Tan instalado estaba  que el día de diciembre de 1985 cuando se consumó su salida este, dicen, clavó una bandera de Colombia y puso a sonar el himno en una grabadora Hitachi de doble casetera para impedir ser desalojado de un predio que había ocupado quieta y pacíficamente en término incluso superior al fijado por la ley.

Muchas veces jugador de selección, para 1984 ya tenía el sol a sus espaldas. No obstante, todavía le quedaba algo de gasolina, combustible que se consumió en los segundos que duró este abrazo en plena Caminata de la Solidaridad de ese año con quien por no sabemos qué razón en algún momento decidió ensañarse con la divisa embajadora.

¿Qué vino tras el malevo gesto de O Rei? Un título perdido en la última fecha, un licenciamiento, un fracaso en una eliminatoria y, por último, el fin de su carrera con más pena que gloria dos años después. Una lástima que no quiso hacerle caso al niño que  tuvo un instante de clarividencia segundos previos a la foto como bien lo demuestra su rostro, convulsionado al saber ya lo que vendría para su ídolo local.

La primera vez de Higuita…Y de azul

Por , 15 octubre 2012 8:57 pm

Ya habíamos contado la paradójica historia de la primera vez de Higuita, pero nos faltaba la foto. Para resumir: uno de los máximos ídolos del Atlético Nacional saltó por primera vez en condición de futbolista profesional al gramado de un estadio con el buzo (Adidas) de…Millonarios, nada menos. Fue el 8 de septiembre de 1985, en el Campín, partido que terminó 1-1 con goles de Lugo para Nacional y Marcelo Trobbiani para Millonarios.

Ficha:

Millonarios:  Higuita, Galeano, Gutiérrez de Piñeres,  Molina, “Pocillo” López, Morales,  Peluffo,  Díaz, Trobbiani, “Pirata” Ferrer y  Funes.

Cambios: Córdoba por Ferrer (25 st.)

Técnico: Eduardo Luján Manera

Nacional: Carrabs, Luna, Gutiérrez,  Suárez, Villa,  Knight,  Santín, Sierra, Gómez, Sapuca y Lugo.

Técnico: Juan Martín Mujica

Cambios: C. Maya por Suárez (45 pt.) y J.J. Galeano por Sapuca (33 st.)

Gol: Lugo (8 pt.)

Árbitro: Gilberto “Mecato” Aristizábal

Alberto Casas debutó como calvo en la Revista Millos

Por , 9 octubre 2012 10:47 pm

Existe un momento en la vida de todo calvo en el que el azar lo pone frente a un juego de espejos -generalmente en un vestier o en una peluquería- y de sopetón descubre que su coronilla se ha desentejado y así comprueba que donde inocentemente creía portar pelo  no hay más que una tonsura franciscana cero kilómetros.

Este traumático momento que marca nuestro debut como calvos -luego viene la admisión en el capítulo de la liga de alopésicos más cercana, pero ese es otro cuento- fue el que vivió en 1984 Alberto Casas y que narró con lujo de detalles en esta columna publicada en la Revista Millos. Por esa época, hay que aclarar, también gastaba abolengo como uno de  varios notables que el gobierno convocó con la única misión de unir a las fuerzas vivas del país en pos del, como hoy, anhelado regreso a un Mundial.

El caso es que, viéndose corto de tema, suponemos, y con la hora de cierre a milímetros de la nuca, el carismático periodista, decidió abrirle su corazón a los lectores  y en un ejercicio de aceptable filigrana con prudentes dosis de humor cachaco envolver con intrascendentes divagaciones futboleras el relato del drama que entonces vivía y que tenía que dejarlo salir antes de que siguiera quemándolo por dentro, como lamparazo enrevesado.

Panorama Theme by Themocracy

Cheap Beats uk Cheap Beats ralph lauren sale ralph lauren outlet uk Christian Louboutin Cheap Christian Louboutin shoes ping g30 driver wholesale golf doudoune moncler pas cher doudoune moncler homme